Puyazo… ¡Ombudsman amenazados..! El asesinato del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de la Baja California, Silvestre de la Toba Camacho y su Hijo, prendió los focos rojos al Gobierno de la República, pues de inmediato se supo que otros tres “ombudsmans” de los estados de Michoacán, Oaxaca y Sonora, se encuentran amenazados presuntamente por gente del crimen organizado o vaya Usted a saber por quién o quiénes de los que hayan recibido alguna Recomendación por parte de esa Institución, por incurrir en alguna presunta transgresión a la ley en perjuicio de alguien y por ello perpetraron la venganza… Se supone que en términos generales, todos los titulares consejeros de los organismos de Derechos Humanos, tanto del País como de los estados, son gente significada por su honorabilidad, integridad, preparación, trayectoria y respetabilidad, todos ellos reconocidos y ganados a pulso a lo largo de su vida por el cumplimiento de sus desempeños, lo cual les ha validó pública y socialmente para poder contender y ganar una posición tan distinguida como lo es la de presidir o ser integrante de estas instituciones, como consejeros o el nombre que tengan en tales dependencias de Derechos Humanos, en cada entidad y en el ámbito nacional… La suma de protestas encabezada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos a cargo de Salvador González Pérez, sólo es parte de la manifestación del repudio social nacional por el artero asesinato que hemos referido y frente al cual, tanto los gobiernos estatales con sus procuradurías o fiscalías y gendarmerías, así como las del Gobierno de la República con la Secretaria de Gobernación, la Procuraduría General de Justicia, el Ejercito, la Marina, la Policía Federal y cuantas corporaciones e instituciones más haya para atender asuntos de esta naturaleza, tienen la delicada responsabilidad no sólo de aclarar, si no de garantizar la protección tanto a los ombudsmans como a sus cuerpos de consejeros… En el caso de Morelos, nos consta que Jorge Arturo Olivares Brito, presidente del Consejo Estatal de Derechos Humanos así como su cuerpo de consejeros, viven y transitan sin mayores protecciones que las mínimas indispensables para atender y cumplir sus delicadas, importantes y trascendentes responsabilidades, no sólo por cuanto a sus reuniones colegiadas sino por los cientos de asuntos que como peticiones, reclamos y demandas les llegan provenientes de personas, organizaciones, agrupaciones e instituciones, cuando saben o se sienten violentados en sus derechos, generalmente por parte de funcionarios y empleados de los tres niveles de gobierno… Las obligadas visitadurias que tienen que hacer los integrantes del Consejo de Derechos Humanos a todos los lugares del Estado donde son solicitados sus servicios, forman parte del permanente riesgo en que se encuentran quienes tienen que cumplir con tal encargo y las responsabilidades correspondientes… A manera de sugerencia, vaya la recomendación a los consejeros, funcionarios y al Presidente de los Derechos Humanos Olivares Brito, para que tomen las precauciones necesarias antes de que algún niño caiga al pozo, y después quieran taparlo… Esperamos habernos explicado… Olivares Brito tiene el encargo, la responsabilidad y la palabra, a sabiendas de que necesita y cuenta, no sabemos hasta cuánto, con el apoyo social para él, sus consejeros, funcionarios y empleados, a los que también debe prever como protegerlos y deben protegerse… ¡Estaremos al pendiente!
Puyazo… ¿Más chatarras..? El cacarado servicio de transporte urbano denominado por la administración a cargo de Graco Ramírez como el Morebús, no sólo pasó a la historia sino que se fue al cesto de la basura… Recordamos cuando Graco hablaba del Morebús como uno de los más grandes servicios que dejaría su gobierno para los morelenses… Muchos reconocimos la idea, que se encargaron de aplastar los tradicionales contreras del gobierno graquista, apoyando a quienes con ellos compartieron la animadversión, mismos que viven y explotan el llamado servicio de pasajeros, entre los que aún se significan algunos del viejo “pulpo camionero” y los nuevos ruteros, quienes lo único que ofrecen en términos generales, son sus vehículos chatarra para transportar a la comunidad… Jorge Messeguer luchó hasta donde pudo por el Morebús… Armando Martínez el actual secretario del Transporte, se encargó de enterrarlo… ¡Ni modo, a ver cuando!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]