Puyazo… ¡UAEM al Garete..! Entre quien sabe cuántos bamboleos provocados por el mar tortuoso de las manipulaciones y equivocaciones en que se ve envuelta la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, como consecuencia de la tortuosidad en la que se desempeña su “Capitán” multicuestionado, quien en condiciones de Rector carga el cargo en su encargo, como un fardo y una triste realidad… Alejandro Vera Jiménez, se ha perdido por las manipulaciones de que es objeto en el mundo tortuoso de la política, donde sus titiriteros le hacen creer que sin rendir cuentas de los manejos económico financieros de la Casa de Estudios bajo su responsabilidad, puede brincar en el trapecio electorero por cuales quiera de los partidos donde se pueda colgar, para alcanzar un puesto de elección y como consecuencia tener el solapamiento del ansiado Fuero Constitucional… Por las actuales condiciones, la UAEM transita con total incertidumbre por cuanto a su destino académico, e igualmente por lo relacionado al cumplimiento de sus metas para garantizar los pagos de nóminas para sus académicos, administrativos, investigadores y personal de confianza… Lo anterior indudablemente repercute con relación a la certidumbre de la escolaridad que como máxima prioridad tiene la Casa de Estudios con relación a las decenas de miles de jóvenes que ahí se preparan con la esperanza de tener no solo un título y una cédula, si no la calidad necesaria y suficiente en su preparación… No dudamos que los maestros catedráticos cumplan con responsabilidad en la medida de sus posibilidades para transmitir conocimientos a través del proceso de enseñanza-aprendizaje… Tampoco dudamos que los alumnos-estudiantes que de verdad quieren hacer carrera profesional, pongan el mejor de sus empeños para lograrlo… Los administrativos, investigadores y trabajadores en general, pese a las zozobras también cumplen sus labores… Sin embargo, en ese tortuoso océano en que vive la llamada Máxima Casa de Estudios, los embates externos junto con los maniqueos, descuidos y engaños internos, parecieran tener a la UAEM en jaque, que desde luego esperamos no llegue a las condiciones del mate… La gama de problemas que vive la Institución, conducen indudablemente al aspecto económico-financiero, donde entre otras cuestiones, transitan las informaciones y los documentos probatorios de que tan solo en poco más de cuatro años, la UAEM vio duplicados los salarios de muchos de los que ahí se desempeñan, particularmente los de la casta divina cercana a Alejandro Vera, lo cual, junto con otras acciones negativas, son referidas como causantes de la crisis que se vive en la multireferida Institución, una vez que su gasto corriente según documentos circulados, sufrió un aumento por casi mil millones de pesos en el tiempo referido… Frente a lo anterior, Alejandro Vera simplemente se concreta a decir pero no a probar, ni mucho menos a informar oficialmente ante las instancias gubernamentales correspondientes, si en la UAEM hay o no desfalco, altos sueldos u otros desvíos, con expresiones insustanciales mediante las cuales todo parece indicar que sólo pretende defenderse y dejar pasar el tiempo en razón, de que los procesos para su relevo en la Rectoría habrán de iniciarse extraoficialmente el próximo mes de octubre, a poco menos de un año de distancia de que se tenga que cumplir con la elección del nuevo Rector… Económica, política y públicamente, nunca la Autónoma del Estado había tenido tantos cuestionamientos por los presuntos malos manejos de los dineros a cargo de la Rectoría y sus empleados corresponsables… Peor aún, mientras las auditorias Fiscal de la Federación y la Superior del Congreso del Estado en múltiples ocasiones han hecho referencia a estas circunstancias de presuntos equívocos y problemas financieros por sus malos manejos dentro de la UAEM, los diputados locales tomaron la decisión de citar a Vera Jiménez para su comparecencia ante ese cuerpo representativo del Gobierno del Estado; frente a ello, Alejandro Vera como rector simplemente anticipó que esa era una “acción autoritaria” de los legisladores, olvidando con ello que el Congreso local, no sólo a él sino a todos los involucrados en el servicio público estatal, dentro de los niveles de Gobierno Municipal y del Estado, sin distingo de funcionarios todos pueden y deben ser citados para comparecer, ser cuestionados y rendir cuentas, pero él, una y otra vez se niega… Continuara…

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]