Puyazo: ¡“Pedosrecontentos”..! Según el chascarrillo, cuando el que se pasa de copas es de muy “alto pedo” o poder por su nivel económico, político y disque social, sus ayudantes refieren que “el Señor está alegre”… Si baja de nivel, refieren que “el Señor está contento”… En la continuidad descendente, “el Señor está tomado”… Bajando más de nivel, aseguran sus ujieres que “el Jefe está ebrio”… Y si baja más, entonces despectivamente dicen que “el inche Viejo está borracho”… Cuando es de los de más abajo, aseguran que ese “abrón” está briago… Finalmente respecto al jodido, la respuesta es, “ese endejo está pedo”… Ni modo, así es la clasificación que sin querer queriendo ha hecho el “populum” para distinguir a los alcoholizados, según la lana y el presunto nivel social que tengan los bebidos… Lo anterior lo referimos para ver qué rango les corresponde, no sólo por la cantidad consumida de alcohol, sino por el choque que provocaron en sendos madrazos vehiculares, los nada ilustres funcionarios de los gobiernos, Municipal de Temixco y del Estatal de Morelos, respectivamente… Vayamos a los detalles… Por un lado, José Luis Ayala Martínez, “flamante” director de quien sabe que cuestiones de la Seguridad en Temixco, teniendo entre otras responsabilidades la del alcoholímetro, no sabemos si andaba “alegre, contento, tomado, ebrio, borracho, briago o pedo”, pero se dio un “santomadrazo” que le costó la unidad, los malyugones, el sustazo y presuntamente el puesto que detentaba, ya que Juana Ocampo la alcaldesa, parece que “se fajó las enaguas” y lo “mando a freír espárragos” o lo que es lo mismo “a la tiznada”, no sabemos si sólo del puesto que tenia o en definitiva de la Administración Pública de ese Municipio… Por otra parte y al siguiente día, el nada ilustre diputado “con fuero constitucional” Alberto Martínez González, quien también fungía como presidente del Partido Revolucionario Institucional, para vergüenza ajena de los priistas, sus servidores y candidatos, no sólo se dio el “santomadrazo” “alegre, contento, tomado, ebrio, borracho, briago o pedo”, según lo quieran anunciarlo sus ayudantes y “soplanucas”, sino que causó daños a terceras personas, quienes apantallados en el momento del siniestro, por los “guaruras” del alcoholizado, estos advirtieron a los afectados el clásico: “ustedes no saben con quien se meten”, para no pagarles nada… Más tardó el diputadito-presidentito del PRI en romperse la madre, antes del 10 de mayo, que en surgir las voces ululantes que lo enjuiciaron y sentenciaron, para pedir su cabeza y correrlo de inmediato del suculento puesto que detentaba en el PRI estatal, pero no así en el del Gobierno del Estado, donde sigue siendo Diputado de la actual Legislatura, a cuyos congéneres partidistas también les causa pena ajena, si es que la tienen, pues ahí no pasó nada… Como se ve, el alcohol consumido en cantidades para las cuales no estamos preparados ni acostumbrados los que fácilmente nos “empedamos”, nos recuerda que cualesquieran podemos causar estragos, y que también se nos puede revertir la alegría alcoholizada, para que sin miramientos nos manden a “freír espárragos”… Lo anterior sirva como mal ejemplo y recordatorio, para que sin distingo de género, ni edad, todos pongamos nuestras barbas a remojar frente a lo del consumo de alcohol y desde luego por quienes lo hacen con las fatídicas drogas… ¡Hay nanita, a cuidarnos y protegernos..! ¡Mejor me voy a echar una y “salucita de la buena”!
Puyazo: ¡Aurelio Nuño, “con la cuchara grande”..! Dispendiosamente Aurelio Nuño, el coordinador de campaña de José Antonio Meade, quien fuera secretario de Educación Pública, se gastó los dineros de la educación nacional para promover su imagen según trasciende, ya que sus gastos en comunicación, rebasaron en ¡2,700%! Lo programado en esa Dependencia, cuando Aurelio se sentía presidenciable, todo porque su amigo Enrique Peña lo dejó que se “calentara”… Nada Ingenuamente preguntamos… ¿Y la calidad de la educación y la enseñanza en donde quedaron, luego de ver y saber lo frustrada en que se encuentra la Reforma Educativa, junto con los intelectuales que la crearon e impulsaron y los legisladores que la aprobaron..? ¡Bah, pura simulación, abuso, dispendio y corrupción!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...