Post Data: ¿De parte de quién..? Cíclicamente, cada sexenio y trienio según sea el nivel de gobierno la historia se repite, una vez que los agotados que arribaron, llegaron,  se sostuvieron o terminan el trienio o sexenio, después de ser “señores de horca y cuchillo” que “escupían por un colmillo”, bajan  las manitas y algunos con la cola entre las patas tras el Proceso Electoral   que reconoce a los triunfadores para la nueva etapa del gobierno,  hacen lo mismo  que sus antecesores a quienes van a relevar… Ésta triste historia la hemos visto decenas de veces  para desgracia,  de los que llegan como modestos o encumbrados funcionarios y sus  gobernantes… ¡Por desgracia, no cambia la escena, ni cambian las actitudes, solo hay pequeñas diferencias según se haya portado el que se va de la cima del poder, municipal, estatal o nacional, con respecto a su suceder… Enrique Peña Nieto parece que ya pulió circunstancias de enemistad, confrontación o enfrentamientos con Andrés Manuel López Obrador, más no así para  todos sus funcionarios… En el espacio gubernamental de Morelos, sólo  referimos como antecedente la habilidad que tuvo  Adame, el antecesor de Graco,  cuando el panista le dio todo el apoyo que solicitó, exigió o reclamó su Sucesor desde los tiempos de su campaña político electoral, con lo cual presunta o realmente se lavó las manos y limó  asperezas con quien asumió el poder el 01 de octubre del 2012… No hubo persecuciones,  ni venganzas,  ni vendettas por parte del quien llego a la gubernatura, en tanto el otro hizo mutis  con su presencia en Morelos, salvo momentos  aislados en que tuvo discretas apariciones en paseos con su pareja o en algún evento familiar o social,  cuyas fotografías   no aparecieron en  medios… Hoy,  todo parece indicar que la transición  tiene sus circunstancias de expectación,  por lo que pueda suceder a quien termina su sexenio, Graco Ramírez, a sus cercanos en familia,  funcionarios y gente de su confianza   pues no se pulieron  ni mucho menos se limaron las asperezas vividas  en el curso de los dos  últimos años,  luego de las confrontaciones y  persecuciones de naturaleza distinta, vividas y sabidas,  sobre todo las de carácter jurídico en diversas  instancias judiciales, donde muchos asuntos de la presunta ilegalidad se ventilaron,  a sabiendas de que los petardos  iban enviados desde los espacios del Poder Ejecutivo,  con encargo al Legislativo y el Poder Judicial, lo cual obligó a que muchos asuntos entre el gobernante Graco y el  Alcalde de Cuernavaca,  Cuauhtémoc Blanco Bravo tuvieran que encontrar destino y atención  de los niveles superiores  de la ley y la justicia de este País, por lo cual el Gobernante escondía la mano en tanto que el Munícipe  una y otra vez hacia advertencias,  sobre todo en los últimos meses,  de que en caso de llegar a ser gobernador encarcelaría  a quien sabe cuántos  de la Administración que termina… Las mismas advertencias las hizo Blanco Bravo en el curso de su campaña político electoral, luego de la cual resulto  como todos los sabemos, ser el Gobernador Electo de Morelos para el siguiente sexenio… Ni tardo ni perezoso y  hábil como presuntamente lo es Graco Ramírez salió casi de inmediato ante los medios,  luego de saber el nombre triunfante de su Sucesor, para enviar su mensaje en ánimo de buscar una transición tranquila  que entre otras reflexiones refirió: “No son tiempos de revanchas…La venganza la sancionará la sociedad…”  debemos referir  que en los espacios  por donde transitó la imagen, vimos a un Graco  cauto, cuidadoso y  preocupado,  lo cual no es para menos, ya que su Sucesor  luego de su elección  no ha dado marcha atrás  en los advertimientos externados… La referida transición gubernamental se ha iniciado,   luego de que el Secretario de Gobierno Ángel Colín estableciera la mesa de trabajo necesaria,  con los representantes  del Gobernante Electo encabezados  por José Manuel Sanz Rivera, el personaje más cercano de Cuauhtémoc Blanco… El grupo de quienes se van  y quienes llegan,  estuvieron frente a frente… “Oj-ALÁ” esto significa, quiera Dios  que la tal transición, transite sin choques, confrontaciones o asperezas,  recordando con ello la recomendación de Andrés Manuel López Obrador: ¡RECONCILIACIÓN!… ¿Qué opinará al respecto Cuauhtémoc Blanco Bravo…? ¡Desde luego lo anterior no debe significar un “cheque en blanco”,  ni omisión, ni impunidad, por respeto a los morelenses!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...