compartir en:

Piquete… ¡La Firma..! Por lo del presunto contrato que por prestación de servicios a cambio de 7 millones de pesos en principio colaron, luego acrecentaron en su run run y finalmente pretendieron hacer creer que existe, los socios del Partido Social Demócrata que encabeza Eduardo Bordonave, a través de Julio y Roberto Yáñez, este último con afanes de venganza usó el documento para intentar calumniar, desacreditar, destituir y poner en el banquillo de los acusados frente a la Justicia, a Cuauhtémoc Blanco Bravo, alcalde de Cuernavaca, porque presuntamente y como consecuencia de ese contrato, el futbolista aceptó ser el Candidato para la Presidencia Municipal de Cuernavaca, que finalmente por su incuestionable fama pública ganó, en los pasados procesos electorales… En el ir y venir de estas cuestiones, el vengativo Roberto Yáñez, luego de que por sus truculencias lo corrieron de la Secretaría General del Ayuntamiento que encabeza Blanco, la emprendió contra éste y contra el Secretario Técnico José Manuel Sanz, por cuestiones de su oriundez y presuntas nacionalidades sin lograr nada… En lo del contrato, usó a una grafóloga, que sin más ni más y luego de tan sólo ver dos firmas de Cuauhtémoc, dejó como dictamen “la aparente coincidencia” de las mismas… Sin embargo, y luego del escándalo y engaños de que hizo objeto Roberto Yáñez a diversos conductores, directores ejecutivos, reporteros y medios de comunicación, las pesquisas oficiales en las instancias de la Fiscalía de Justicia del Estado, continuaron… Tras ello, el Grafólogo oficial, luego de revisar 32 firmas de Blanco, llegó a la conclusión de que la estampada en el contrato de marras, no era auténtica, por lo cual resultó ser tan sólo una artimaña a lo Yáñez… Cabe referir aquí, que en caso de que este asunto, como aún se presume, tuviera que litigarse ante un tribunal de competencia judicial en sus diversas instancias, la esencia del dictamen es antecedente relevante, frente al cual tendría que venir un tercer dictamen en discordia; más todo parece indicar que los mariachis callaron… ¿O no..? Por cuanto a la cuestión electoral, no se tiene ningún indicio de que el Instituto Nacional Electoral -INE- o él Instituto Morelense de Procesos Electorales IMPEPAC, ni de oficio ni por petición de partido político alguno, hayan iniciado procedimiento sobre este manido y “grilloso” tema… Es cierto, algún partido como el PRI fijo postura para que se investigara, pero nunca formalizó ninguna queja, sólo Maricela Velázquez Sánchez, candidata priísta vencida por Cuauhtémoc, dejó entrever algún comentario mediante el cual refirió, que su Partido había tendido “línea nacional” para la caída del Alcalde electo, lo cual sólo quedó hasta ahí, pues ni el INE ni el IMEPAC tienen competencia para conocer de esta supuesta ilegal conducta, que no está tipificada como delito electoral, jurídicamente… Esta circunstancia en caso de que procediera electoralmente por alguna truculencia, para nada afectaría a persona alguna, sino solamente al Partido, en este caso al Partido Social Demócrata que podría ser motivo de una sanción económica y, según la gravedad del daño que se conociera e imputara, lo pondría en riesgo de perder su registro… Como se ve, lo de los Yáñez con el vengativo y desquiciado Roberto como enemigo de Cuauhtémoc, simplemente va a quedar para la anecdótica del historial político, sin mayor daño para Blanco y su gente… ¡Puro escándalo, circo, maroma y teatro de un desquiciado..! ¿O no Roberto..? ¡Ahí nos vemos..!   
Pregunta Ingenua… ¡Pridestape..! La presencia en Morelos del desconocido y poco aceptado dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional Enrique Ochoa Reza, dejó dos sorpresas… Ellos fueron los dos mensajeros que sin ser de los otros que se creen muy famosos priístas, tuvieron su oportunidad en la palestra frente al Dirigente del tricolor… Así surgieron el empresario Juan Pablo Rivera Barrera, nieto del exgobernador Felipe Rivera Crespo y Xóchitl Rodríguez Leana… ¿Los destaparon para algo..? ¡Rivera no es ningún improvisado, tiene presencia y carisma..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]