Postdata… ¡Diputados tras el reparto..! Llegado el Teatro de la Ciudad por el gobernante Armando Bejarano construido como ya quedó expresado,  su sucesor  Lauro Ortega Martínez al Gobierno del Estado en 1983, entre sus primeras acciones persecutorias contra León Bejarano, estuvo la de desmantelar ese Teatro que éste edificó, mismo que contaba en ese entonces con todo el equipamiento y elegancia necesarios, por su talonario, tramoya, sonido, iluminación, concha, butaquerio, lunetario y anfiteatro, entre otras cuestiones, todo con buen gusto, que a final de cuentas desaparecieron por instrucciones de Lauro Ortega, para convertir dicha edificación en el recinto del Poder Legislativo o Cámara de Diputados, que desde luego aplaudieron los legisladores y políticos del momento para beneplácito de Lauro, ante la inconformidad de la gente vinculada con el arte y la cultura de Cuernavaca, de Morelos y otras latitudes, quienes con mucho esfuerzo habían impulsado la construcción de ese recinto para ser el Teatro de la Ciudad… Casi 35 años transitaron entre el momento en que el Congreso del Estado tuvo como su sede la edificación de la Calle de Matamoros, hasta que llego el temblor que según se dijo, “la dejó bastante maltratada”… En el curso de los últimos cuatro años, Graco Ramírez el gobernante, a través de sus voceros y maniobreros empezó a anunciar el ánimo que se convirtió en decisión, para comprar a conveniencia un terreno céntrico a fin de construir el recinto para la Cámara de Diputados, que en aquellos momentos no se consideraba necesario… Sin embargo, se dejó saber que el terreno en cuestión para la nueva edificación estaba por los rumbos del Centro Comercial Adolfo López Mateos, con acceso por la Calle de Gándara en la Colonia Amatitlán… El anuncio en cuestión de Graco, poco a poco se convirtió en una realidad hasta llegar a los tiempos actuales con la construcción aún no concluida en su totalidad, misma que así les fue entregada a los legisladores, quienes como ya lo dijimos tendrán que repartirse y proceder a adecuar los espacios para ellos y sus equipos de trabajo, buscando a como dé lugar que el equipamiento entre muebles y aparatos se pueda resolver a la inmediatez… Indudable que los mayormente beneficiados serán los diputados por venid a partir de la próxima legislatura, si es que los lugareños y las manifestaciones no obligan a tomar otra decisión, por razón del lugar incómodo donde fue construido este nuevo Recinto Legislativo… Vale la pena recordar aquí, dos expresiones de quien fuera diputado, Jorge Messeguer Guillén, a quien le tocó despachar en el recinto de Matamoros y recordó por la cantidad de oficinas que tuvieron que ser adaptadas atrás y en los entornos del escenario de ese recinto, que en esas instalaciones se amontonaron “como muéganos”, lo cual equivale a entender que fueron totalmente “adecuadas”, en total anarquía y desorden, por lo cual justifica la nueva construcción, Graco Ramírez aclararó incluso que esta nueva edificación “es la primera que tiene como propia en su existencia el Poder Legislativo”, el cual tiene la misma equivalencia a los poderes Ejecutivo y Judicial, que desde tiempo atrás han tenidos sus propias instalaciones… A ver cómo se ven y se sienten los señores diputados con sus curules como zapatos nuevos, en su nueva Casa del Congreso… ¡Ahí se las dejamos y al tiempo!
Puyazo… ¡Se dicen engañados..! Tras la reciente visita que hizo la titular de Sedatu Rosario Robles a Morelos, obligada por la toma de instalaciones que los damnificados de Jojutla hicieron de su delegación en el Estado, en cuyo transito denunció que el Gobierno de Morelos no había cumplido con su parte económica para la reconstrucción parcial o total de viviendas que le correspondían, por los rumbos de Tétela del Volcán encontramos que de los 1,491 damnificados a cargo del Fonden, a los parciales que recibirían 30 mil pesos de apoyo, les dieron sus plásticos pero sólo les pagaron 15 mil pesos y les dijeron que no había más… Por parte del Fonhapo en coordinación con el Gobierno Estatal, atienden a 164 damnificados, a los cuales no se les ha cumplido… Algunas organizaciones sociales y de la IP, sí han atendido a ciertos necesitados… ¿Qué sigue?      

¡Hasta mañana que será un día más..!

CARTA ABIERTA:
Por: Pablo Rubén Villalobos
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: