compartir en:

Piquetazo… ¡Encuerada..! Así es, que encuerada le dio el reportaje publicado por Diario de Morelos a los vivos, vivillos y vivales que conforman las estructuras de las empresas constructoras que indudablemente comparten irresponsabilidades, por el no cumplimiento correcto de trabajos en la construcción del Libramiento de Cuernavaca, equivocadamente llamado ‘Paso Express Tlahuica’… Resulta que tratando de pasar desapercibidos, sin dar la cara y muy en lo obscurito, los mañosos de la constructora Gutsa mandaron a sus hijos a través de otra empresa, la constructora denominada EPCCOER, quienes dejando prácticamente sola para que se empinara a la Empresa Aldesen, que hasta el momento ha sido la única que ha figurado por todo lo relacionado a parte de ese tramo carretero, especialmente por lo del socavón que tantos estragos y dos muertes causó a la altura de Chipitlán… Resulta que los de Gutsa, que son los hermanos empresarios presuntamente defraudadores, José Miguel, Juan Diego e Ignacio Gutiérrez Sáinz, tienen como negros antecedentes lo de la Columna del Bicentenario encargada por el ujier de Felipe Calderón en su tiempo de presidente, a la Secretaria de Educación Pública, cuyo proyecto de origen estuvo calculado en 200 mdp, mismo que a final de cuentas obligó a una erogación grupal o compartida, por 1,575 mdp… Con ese antecedente, la obra del Paso Express tuvo un cálculo inicial de 1,045 mdp, que hasta el día de la inauguración que le tocó hacer al presidente Enrique Peña, alcanzó un monto de 2,213 mdp, lo cual dividido entre los 14.5 km., equivale a 143 mdp o más por cada kilómetro de este pequeño tramo carretero, que tiene en su haber 26 metros y docenas de pendientes, cuya problemática en algunos lugares es tanto o más peligrosa que el socavón que reventó por los rumbos de Chipitlán… Tal vez cansados por tantos señalamientos de irresponsabilidad en su contra, los empresarios de Aldesen optaron por abrir la boca y denunciar respecto a este socavón en lo particular, que en tiempo y forma hicieron del conocimiento las deficiencias del proyecto y la obra, al hoy cesado delegado de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes José Luis Alarcón Ezeta, cuyo residente de obra Josué Robles Rodríguez cuantas veces fue llamado desde más de un año antes para dar informes sobre este tramo, como parte del Libramiento, en algunas reuniones no asistía y en otras solamente le daba la vuelta a los asuntos, no sabemos si para proteger a las constructoras, al Delegado o a la propia Secretaria de Comunicaciones y Transportes… El caso es que hasta el momento los de Gutsa, EPCCOER, Aldesen, la Delegación de la SCT y esta misma Secretaria con sus respectivos encargados, se encuentran empinados con responsabilidades tangibles por todos los desmanes, incumplimientos e irresponsabilidades que se han vivido, sufrido y tiene el tristemente célebre Paso Estress, ‘Paso de la Muerte’ o Paso Express Tlahuica’, que no es nada más que el Libramiento de Cuernavaca… Frente a todo esto, la ciudadanía organizada va tras los responsables para que atiendan, cumplan y resuelvan lo que se tenga que hacer a lo largo de ese pequeño tramo carretero, de apenas 14.5 kilómetros… Más claro ni el agua, señores empresarios y funcionarios frente a los cuales, tanto el Gobierno del Estado como el Ayuntamiento de Cuernavaca tienen sumados sus esfuerzos con las organizaciones civiles para que no nos dejen colgados de la brocha, con una trampa mortal como lo es esta carretera… ¡Estaremos al pendiente!
Postal… ¡Ahijada..! En la Escuela Primaria Federal Felipe Ángeles de Coatetelco, una generación más de alumnos de sexto año concluyo su enseñanza primaria… Entre las decenas de ellos, refiero a mi ahijada Kaori Claudio Diego, cuyos padres Reyna Diego Laureano y Severiano Claudio Aguilar, la estimularon junto con familiares y amigos, con un excelente banquete familiar estilo Coatetelco, donde los moles y tamales nejos fueron la riqueza alimentaria compartida… Entre los invitados estuvieron las maestras Lisa Claudine Toledo Muñoz y Malinali Campos Arenas, respectivamente maestra del grupo de Kaori y directora de la Escuela, así como su madrina Laura Toledo de Villalobos… ¡Felicidades Kaori, échale ganas para que te sigas superando!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]