Puyazo… ¿Video Legal..? Parece que Jesús Alberto Capella Ibarra se encapelló o se encabronó… En la secuencia de acontecimientos, con un “difuntito-muerto que se les murió” en un espacio de  Seguridad Pública a donde llevaron al Cristiano que “perdió la vida” como  consecuencia de extrañas circunstancias, que no se sabe con precisión si fueron  por razones de salud, cosas del momento o la nodriza o madriza que le pusieron los genízaros… Por los mismos tiempos, en los rumbos de Jiutepec, elementos de la Seguridad Pública llamados policías, impusieron su ley como ellos saben hacerlo entre  gritos, provocaciones, ofensas, autoritarismo e imposiciones, con un atentado cumplido contra turistas provenientes de Querétaro, quienes a final de cuentas sin deberla fueron llevados ante la respetable autoridad  cívica, con la carga de quién sabe cuántos sambenitos para sólo ser multados y puestos en libertad… La lana es la lana y con ello, los policías frente a sus jefes se llenaron de gloria pero dejaron llenos de escoria a Morelos y su Gobierno por lo que trascendió hacia otras latitudes a donde los queretanos ofendidos se encargaron de esparcir videos con los maltratos físicos y verbales de  que fueron objeto, exhortando a todos los que lo vieron y ven, a no venir a nuestro Estado… Y luego lo otro, que como gota de limón en el ojo para Alberto Capella, cayó por el asuntito de los pasajeros de un vehículo que transitaban por las calles de Degollado y No Reelección en el Centro de Cuernavaca, a quienes los  policías  en cumplimiento de sus  deberes les marcaron el alto y vino el zipizape que presuntamente grabaron los del Mando Único  y frente a lo cual,  una de las pasajeras la armó en grande con sus quejas de trascendencia nacional, mismas que fueron escuchadas más allá de las fronteras de México, lo cual también dejó mal parado a nuestro maltratado Estado y a su Gobierno, por los videos y llamados que hicieron los afectados para que no nos visiten, por pésimo comportamiento de los cuerpos policiacos que en parte comanda el empleado del gobernador Graco Ramírez, en calidad de Comisionado de Seguridad… Y luego lo peor, pues no sabemos ni para qué ni porqué Capella Ibarra sacó a la luz el video de este acontecimiento, con una expresión que consideramos insensata en voz de un funcionario: “Que cada quien haga su juicio”… Queremos recordarle a Alberto Capella,   por lo que sabe y ha hecho, que él tiene un buen discurso y más o menos ahí la ha llevado con lo del Mando Único ahora disfrazado con otro nombre policiaco… Que desde luego los resultados por la Seguridad Publica no han sido los esperados, pero bueno ni modo,  entendemos que por la criminalidad creciente,  tal vez no es que no haya querido ni podido,  sino que simplemente ha sido rebasado por los malosos… Lo que nos parece un infantilismo, es que en lugar de exigir a sus subalternos, con mensaje a otros cuerpos policiacos, que cumplan  en todo asunto los protocolos mínimos en sus procedimientos frente a la ciudadanía, sobre todo, los que a primera vista se sabe que no son ni asesinos ni secuestradores como en el caso de los de Querétaro y la Ciudad de México  para no meterse en problemas…Y más de lo peor, qué ingenuidad de Capella mandar a las redes un video que se le puede revertir por la vía legal, si los evidenciados lo demandan por haberlos publicado con nombre y rostros… Esta ingenuidad que pareciera una intimidación para los que ahí aparecen, es bumerang que le puede  pegar a Capella, quien ya se ve harto o cansado, por lo cual lo mejor es que reflexione si puede y quiere seguir, pues no es lo mismo el tiempo de los cuatro años crecientes en el poder a los menos de  dos años decrecientes que como tobogán  se irán por lo que le resta al actual sexenio, si es que lo aguanta… Ahí se la dejamos a Jesús Alberto, esperamos que no haya molestias ni inconformidades… ¡Estaremos al pendiente..!
Piquetazo… ¡Otra de la SCT..! Nuevamente el puente peatonal de la Colonia Las Águilas sobre el ‘Paso Express o de la Muerte’, fue sustituido por otro provisional, ahora de endebles tablas en sus escaleras-andamios de ascenso y descenso, donde hay herramientas, varillas, piedras, botes, trabajadores y marihuanos como obstáculos por lo angosto de ese paso para niños, mujeres y ancianos… ¡Hasta cuándo José Luis Alarcón Ezeta..?
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...