Puyazo… ¿Fonden puro cuento..? A casi seis meses del sismo de septiembre que dejó desgraciados a cientos de miles de damnificados en los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Morelos, Puebla, Tlaxcala, la Ciudad de México e Hidalgo, la Sedatu no ha cumplido casi nada… El presidente Enrique Peña Nieto, transitó por diversos espacios para estar con los afectados, principalmente por los rumbos de Tapachula en Chiapas y Jojutla en Morelos, que se convirtieron en los lugares icónicos del desastre sísmico… Peña Nieto llevó abrazos con palabras de aliento, ilusiones, sueños y esperanzas que por desgracia pareciera que sólo fue demagogia por los tiempos difíciles que vivían y aún siguen sufriendo esos miles de paisanos, a quienes se les ofreció y prometió que llegaría la mano generosa del Gobierno con recursos económicos que salen de nuestros impuestos, para apoyarlos, pero hasta el momento todo quedó en aquellas promesas por la emergencia prohijada por el desastre… Algunos de esos cientos de miles fregados, conforme pasaron los días muchos de ellos hicieron su propio esfuerzo para tratar de resolver el problema de su techo, ante la desilusión del desamparo gubernamental, por lo ofrecido que no llegó y quedó como burla por no ser cumplido… Sin embargo, aún siguen decenas de miles sin casa, por razón de sus circunstancias económicas precarias en su condición de damnificados parciales o totales, a quienes se les ofrecieron por parte del Gobierno de Enrique Peña Nieto 30 mil y 120 mil pesos, respectivamente, de los cuales en algunos casos como el de Tétela del Volcán en Morelos, los damnificados parciales recibieron su plástico por los 30 mil, pero según nos informaron, sólo les dieron 15 mil en materiales y les dijeron de parte de los del Fonden, que ya no había para más… La desesperanza y la desesperación son malas consejeras para la tranquilidad de los del Gobierno, que en el caso de los de Jojutla tienen un “foco rojo prendido”, pues ya se desprendieron de ese lugar los abandonados damnificados parciales o totales, para tomar las instalaciones de la Delegación de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano en el Estado, Dependencia nacional a cargo de Rosario Robles Berlanga, cuyo Delegado en Morelos de quien sabe que nombre, no dio la cara y por ello se corrió el rumor de que será removido para nombrar una nueva Delegada… Ante hechos tan bochornosos como estos, que obligaron a los pacíficos habitantes de Jojutla recios y firmes siempre en sus acciones y decisiones, no sólo cerraron, sino que tomaron las instalaciones de esa Delegación y advirtieron que ahí se quedarían hasta que les cumplieran los del Gobierno Federal lo comprometido… Alexis Ayala se deshizo en explicativos que de repente se le revolvieron, pero que no aceptaron los damnificados, menos aún cuando los afectados han sido respaldados totalmente para mantener su lucha con la exigencia y reclamo correspondientes, por el diputado federal Javier Bolaños Aguilar, cuya seriedad le reconocemos… Esperamos que este tema de los damnificados parciales y totales por el sismo, no se convierta en bandera política, en tanto el Gobierno Federal y el del Estado cumpla a la brevedad con lo prometido y comprometido, para evitar que el mal ejemplo cunda y más damnificados de todos los espacios morelenses y de otras latitudes del País, hagan lo propio en sus movilizaciones como las de Jojutla, para que la dependencia de Robles Berlanga y el gobierno de Peña Nieto cumplan su palabra si es que la sostienen…  Ahí la dejamos y estaremos al pendiente, pues no se vale jugar con el dolor y el cruel destino de los damnificados… ¡Y mucho cuidado con lo del Año de Hidalgo!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: