compartir en:

Tras no lograr los del Sol Azteca sus propósitos, para que presuntamente  Cuauhtémoc Blanco Bravo se incorporara a ese Partido, de inmediato vinieron los embates para tratar de ponerlo en “jaque”, en principio con los advertimientos y las amenazas de ser citado ante el Congreso para un Juicio Político y, finalmente, “gracias la iniciativa” de un regidor del PSD, poner “en bandeja de plata la cabeza” del Cuauh para que la Comisión de Gobernación y Gran Jurado que encabeza Julio Espín, cual “Tribunal de Alzada” lo sometiera  en “fast track” al proceso de “Revocación de Mándalo”, para destituirlo… En cuanto se dieron estos avisos, las movilizaciones vecinales no se hicieron esperar, pues de inmediato salieron a las calles de Cuernavaca las “manifestaciones populares” en solidaridad con el Alcalde de Cuernavaca, lo cual permite entrever una lucha eminentemente política entre los 17 diputados que en principio iban contra Cuauhtémoc, encabezados por los perredistas y los otros 13 que estaban a la expectativa, frente a las manifestaciones públicas integradas por quienes son los movilizadores y los movilizados, a los cuales se sumaron los quien sabe cuántos fans que tiene Cuauhtémoc por los rumbos de Cuernavaca, del Estado y de otras latitudes, como consecuencia de los maniqueos que se dan en todas las broncas políticas… Más todavía, pareciera que el “Cuauh”, como lo fue en su carrera como futbolista, ya se acostumbró y esta curtido no sólo a los puntapies y patadas futboleras, sino a las “peladas” que como todas las tretas, diatribas, maltratos, manoseos, “apapachos”, simulaciones y caricias de verdad o de mentiras, se le den o no en los campos del juego perverso que tiene el quehacer de la política… Pese a todo esto y más que hay y que viene, ¿todavía Cuauhtémoc persistirá en negar que es político..? ¡Nosotros lo dudamos y desde luego consideramos que Cuauhtémoc Blanco y sus cercanos están en las turbulencias de “la política a lo morelense”, donde no les queda ninguna duda que el tinglado tiene manos que “mecen la cuna” desde la hoy llamada Casa de Gobierno y otros espacios más de la “tenebra morelense”, con títeres y titereteros que se prestan para ello, aunque lo nieguen… Prueba de eso es que en una de sus muchas salidas por este teatral tema, más mesurado, sin aspavientos ni leperadas, Cuauhtémoc solamente expresó estar “cansado, harto y fastidiado” de ésta, que en nuestro concepto, es una obra política estructurada por el poder político desde los espacios de quien pareciera tener el poder político del Estado… Blanco agregó algo más que llamó la atención y lo dejó en condición de víctima de ese presunto poder político, cuando dijo… “A la gente buena, le va bien”… expresión ésta que no sólo le ganó simpatías sino que le subió en las encuestas por lo que vendrá en el 2018, pese a que el maniobrero diputado Edwin Brito, el mismo día volvió a confirmar que el Congreso del Estado seguiría “por la Revocación del Mandato”, pese a que ya estaba en sus manos la Controversia Constitucional recibida y aceptada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, esto como consecuencia del conocimiento, experiencia y labor jurídica de quien bien sabe de  estas cuestiones del Derecho, el abogado Cipriano Sotelo, quien asesora a Cuauhtémoc Blanco Bravo… Debemos referir que mediante esta Controversia, Cuauhtémoc tiene por lo menos un año para mantenerse en la alcaldía, tiempo en el cual, el más interesado en este asunto ya no estará por tierras morelenses, porque seguramente andará buscando las banderas del PRD por la Candidatura Presidencial, que en estos momentos parecen tener la preferencia por Miguel Ángel Mancera… Sin embargo y por encima de lo de la controversia Constitucional y la SCJN, el Congreso del Estado, ahora con 22 diputados a favor; 4 panistas “abstemios”, el del “humanista” Jesús Escamilla en contra y 3 “que se quedaron en el limbo”, no sólo le quitaron el mandato al “Cuauh” sino que le enviaron su declaración a la Suprema, por presuntas violaciones que como autoridad no corresponden al Alcalde, sino a la Sindico Denisse Arizmendi… El cuento, historia, obra, leyenda o como se llame sigue… ¿Cómo la ve Usted amable Lector..? ¿A quién le va..?  ¡Ahí se ven..!  
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]