Puyazo… ¡Ni quien la pare..! Demagógicamente. en la vida cotidiana todos los políticos junto con los analistas, comentaristas e informadores de los medios de comunicación, hablamos de la corrupción… Los del gobierno como funcionarios o ejecutivos, empezando por el Presidente de la República junto con los legisladores federales, los locales, los gobernadores, los ediles municipales y quien sabe cuántos más, hacen pronunciamientos categóricos para advertir, amenazar, prometer y comprometer, que están, van o irán contra todo lo que signifique corrupción, por aquello de las decenas, cientos o miles que en nuestro País que saquean cotidianamente los erarios de los tres niveles de Gobierno, cometiendo entre otros delitos el de peculado, que es la malversación del dinero público, junto con el desvió de recursos, el enriquecimiento inexplicable y quien sabe cuántas más figuras que forman parte del saqueo de los dineros gubernamentales provenientes del pago de impuestos de todos nosotros los mexicanos, que cumplimos con esta responsabilidad… En decenas o centenas de foros se habla de la corrupción, con reclamos de urgencia para frenarla, pero todo queda en pura saliva, sin que en la realidad se cumpla nada de lo que se promete o compromete al respecto… En los espacios gubernamentales, muchas son las dependencias que han transitado bajo nombres diversos; mediante las cuales se comprometió abatir las corruptelas, a los corruptos y la corrupción… Baste referir a las mentadas secretarías, contralorías y fiscalías que a final de cuentas han resultado más burocracia y sólo han servido para dos cosas, para nada y para una pura ..ingada, con más corrupción… Ahora está en boga por cuestión sexenal del gobierno que ya está a punto de extinguirse, lo de la Fiscalía Anticorrupción que hasta el momento, que se sepa, los presuntos peces gordos corruptos se defienden como pueden y, salvo el escándalo que se hace por sus detenciones y el poco tiempo que los tienen en la cárcel, a final de cuentas nada pasa, pues para empezar los delitos de peculado, desvío de recursos o enriquecimiento inexplicable, según el abogado Cipriano Sotelo Salgado, docto en la materia, no son delitos graves… Por todo ello, los que se llenaron hasta la saciedad con el dinero robado a los erarios de las dependencias de los tres niveles de gobierno y de otras instituciones que fueron saqueadas como la Universidad de Morelos, saben que sólo será cuestión de sortear el vendaval retorciendo las leyes, para que a final de cuentas la Justicia no sólo los declare libres, sino hasta inocentes y como consecuencia se les vea como víctimas, pese a todo lo robado… Por ahí se anuncian intentonas de leyes que para combatir la corrupción, se implementan por iniciativa presidencial en las instancias de las cámaras de legisladores federales, siendo como lo son a final de cuentas, los mismos del gobierno los que habrán de fraguar estas cuestiones legales contra la corrupción, previendo que ellos pueden ser en el futuro parte de los perseguidos, por lo cual siempre dejan rendijas en el marco del Derecho, para encontrar la salida en caso de que les sea necesario… También existe alguna agrupación ciudadana que está intentando empujar en forma seria, ordenamientos legales anticorrupción que esperamos no sean solamente una ilusión, si es que los que forman parte de la intentona no están coludidos con los del gobierno… La corrupción es la mayor lacra que tiene a México entre los tres o cuatro primeros lugares del mundo por cuanto a las corruptelas y los corruptos oficiales que insistimos, a final de cuentas quedan protegidos y en total impunidad, sin que los sentenciados, si es que los hay, devuelvan nada de lo que se robaron, salvo aquellos corruptos que cayeron en desgracia y su tema de corrupción y corruptelas fue convertida no en un tema judicial, si no en un tema eminentemente político, cuyo escándalo sólo durará el tiempo que permanezcan en el poder quienes los hayan perseguido… Ni modo, quien sabe por cuánto tiempo tendremos que aguantar a tantos corruptos, algunos de ellos incluso coludidos con el crimen organizado… ¿Ejemplos..? ¡Claro que sí..! Ahí están los huachicoleros, los concesionarios de quien sabe cuántos servicios oficiales, los que obtuvieron las canonjías de obras, los permisionarios de quien sabe cuántos servicios y muchos, muchísimos más… Usted nada más recuérdelos y póngales nombre, empresas, dependencias y domicilios.
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...