Postdata… ¡Funcionarios tarugos y “tortugos”..! En las bellísimas Cascadas de Agua Azul localizadas en la zona selvática de Chiapas, quedó plenamente demostrada una cuestión… La naturaleza no tiene palabra de Honor, pues luego del sismo del 07 de septiembre que tuvo como epicentro el Pueblo de Tijijiapan, cercano a la Costa del Pacífico, movimiento que cimbró y destruyó gran parte de la región habitacional chiapaneco-oaxaqueña, con extensos daños a otras entidades del País, maltrató severamente uno de los lugares naturales más bellos que tiene nuestro País, mundialmente conocido como Las Cascadas de Agua Azul, pertenecientes al Rio Xanil en el Municipio de Tumbalá, por rumbos de Palenque… Fue tal la severidad del temblor, que los movimientos de la tierra provocaron que las aguas del también llamado Rio Agua Azul, que surte a esas cascadas, fuera taponadas y como consecuencia desviadas, lo cual provocó graves temores justificados entre los lugareños que ahí viven del turismo, al mismo tiempo que entre los geólogos causó gran preocupación en grado de alarma geológica, por lo que parecía la pérdida irreparable del bellísimo paisaje de las pequeñas pero preciosas cataratas, que se convierten en las poderosas Cascadas que hemos mencionado… Luego de saber sobre este grave problema, los geólogos, científicos, técnicos, y otro tipo de genios de estas cuestiones, empezaron a formular sus sesudas estrategias con ánimos de revisar teórica y técnicamente lo que ahí había sembrado el sismo… Para ello, luego de visitar el lugar, tuvieron mesas de trabajo que llegaron a “sabias conclusiones” mismas que habrían de darse 20 días después de la última sesión celebrada a mediados del mes de noviembre… Los lugareños, entre indígenas, lacandones y de otras etnias, junto con los mestizos que en esa región viven y subsisten gracias a la visita de miles de turistas, en forma inusitada se decidieron, organizaron y fueron por enésima ocasión rio arriba, para confirmar lo que ya sabían y encontrar la estrategia para resolver el problema en forma práctica…

Para sorpresa de todos los sesudos de la ciencia, los referidos vecinos de las Cascadas de Agua Azul sumaron sus esfuerzos y en forma conjunta realizaron las acciones necesarias, taponaron lo que tenían que tapar, desviaron las aguas y recuperaron el cauce de las mismas, para retornarlas a su cauce de origen y con ello no sólo demostrarle al mundo lo que se puede hacer cuando hay unidad y voluntad de los pueblos, sino también por hacer lucir nuevamente y con todo su esplendor la belleza de las Cascadas de Agua Azul, en su precioso recorrido y vertiente de salida…

Más rápido que ya, los técnicos y los científicos anunciaron lo que iban a hacer, obligaos por las circunstancias y la presión de los políticos que intuimos, ya sabían que no era tan difícil el problema que trataron de embrollar, según trasciende, con la pretensión de justificar quien sabe cuántas inversiones que no fueron necesarias para los lugareños, quienes tan sólo con su esfuerzo y mínimos gastos resolvieron lo que parecía imposible en esa hermosa vertiente… Técnicos, científicos, políticos y otros funcionarios se quedaron pasmados, pues vieron como les salieron alas a lo que ya tenían como posible circunstancia de un gran beneficio económico… ¡Bien por nuestros nativos y mestizos chiapanecos, cuya sabiduría sobrepasa lo que subestiman los sabiondos, al servicio del Gobierno de la República..! Qué pena para estos, de quienes ahora se espera que cumplan lo prometido por cuanto a la reforestación de toda esa región, cuyos trabajos quizá les permitan recuperarse de lo que tuvieron como ilusión, por el daño temporal que sufrieron las Cascadas de Agua Azul, que muy pronto sus vecinos supieron cómo resolverlos prácticamente sin corrupción… Los chiapanecos mexicanos de esos rumbos les ganaron a los señores de la burocracia protegida y oficializada… ¿Dónde más..? ¿Qué lugares dañados como éste siguen..? ¡Acá en Morelos, por rumbos de Cuautla está Agua Hedionda, que según anuncian el 01 de diciembre será reabierto..! ¿Con agua dulce y pozos..? Como sea que bueno y a seguirle buscando y si es posible recuperar sus mirificas aguas..! ¡Ojalá!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...