Pegunta Ingenua… ¡No lo vayan a desaparecer..! Aún cuando el torreón ubicado en la parte Norponiente del Palacio de Cortés con vista hacia la Plaza de Armas le fue agregado a mediados del Siglo pasado a esta icónica edificación, por fuerza de lo cotidiano nos acostumbramos a visualizarlo y más aún, luego de que en su ventanilla frontal le fuera colocado un reloj que propuso en 1999 Luis Fernando García Armendáriz actual presidente de la Asociación Nacional de Locutores, en Morelos, al entonces gobernador Jorge Morales Barud en ánimo de que sus campanas se escucharan a fines de ese año para recibir el nuevo Siglo y el nuevo milenio… Morales Barud no sólo aprobó sino que apoyó económicamente la idea que tuvo que atender y cumplir como gestor Luis Fernando, quien luego de investigar, fue hasta Zacatlán de las Manzanas en el Estado de Puebla, donde se encuentra una de las más prestigiadas relojerías de este País llamada Centenario, cuyo Museo de los Relojes es invaluable y vale la pena ser visitado y conocido… Ahí encontró García Armendáriz a buen precio por el cotizado sin diezmos, el reloj adecuado para ser ubicado en dicho torreón… Cabe referir que esta pieza de relojería, es un símil del Big Ben de Londres, Inglaterra y que el volumen de sus campanas si es abierto, puede escucharse a kilómetros de distancia… Como consecuencia del sismo que sacudió recientemente a nuestro Estado, el torreón referido con su reloj se movió en su base en la icónica edificación, por lo cual las recomendaciones de Protección Civil obligaron a retirarlo… Esperamos una triple finalidad: Primero, donde se encuentra actualmente protegido, esperamos… Segundo, su debida protección y recuperación en el lugar donde se encuentre y que ésta se dé a conocer públicamente… Tercero, que su reubicación sea en un lugar procedente, no sólo por ser la propuesta que hiciera Luis Fernando, sino por la necesidad de dar buen destino a tal objeto, lo cual con mucho gusto apoyaremos a través del Consejo Cívico Ciudadano… Confiamos aunque no tanto y por ello estaremos al pendiente, que quienes retiraron el reloj referido lo tengan a buen resguardo y que no lo vayan a desaparecer como las esculturas de los zapatistas, a fin de que podamos tenerlo y disfrutarlo si es posible, en el mismo torreón, una vez que éste sea restaurado o en algún otro lugar adecuado para su destino… ¡Luis Fernando tiene la palabra y nosotros estaremos al pendiente para apoyarlo..! Por cierto, también haremos lo propio para saber dónde se encuentra el llamado reloj del milenio, que antes de la enésima remodelación de nuestro Zócalo, estaba ubicado al Norte de la Plaza de Armas, General Emiliano Zapata… ¡No “se lo vayan a desaparecer”, señores del Gobierno!
Postal… ¡Preocupante..! Inesperadamente la media noche del pasado jueves recibimos la llamada de nuestro compañero Teodoro Rentería Villa, para darnos a saber del comunicado de Gabriel Padilla con respecto al delicado estado de salud del escultor Víctor Manuel Contreras, amigo de muchos años, quien forma parte del paisaje e inventario de los personajes distinguidos de nuestro Estado… Víctor Manuel fue llevado a una clínica de Nueva York donde le fue practicado un cateterismo cardiovascular… Todo parece indicar que los resultados no fueron lo favorables que esperaban, por lo cual se dio a conocer en el mismo correo que a petición del Escultor se le trasladara de retorno a México, en ánimo de que le sea practicada una operación a corazón abierto… Se infiere y destaca que la preocupación del paciente y sus cercanos es grande… Deseamos que Víctor Manuel tenga la fortaleza que siempre le ha caracterizado para atender y enfrentar esta difícil circunstancia, con la confianza en el saber de los médicos y en la voluntad del Supremo para salir avante y tenerlo de retorno cumpliendo sus actividades en favor del arte y la cultura… ¡Hacemos y hagamos votos por él..! Échale ganas Víctor Manuel… ¡Un fuerte abrazo!

¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]