Piquete… ¡Que Poca..! En efecto, que poca responsabilidad, respeto y cuidados tiene Alejandro Vera  el rectorcito de la UAEM, quien amén de embolsarse junto con su patrón Javier Sicilia más de un cuarto de millón de pesos mensualmente, ahora resulta que deja endeudada durante 10 años a la Casa de Estudios por 750 mdp, consecuencia de un préstamo logrado que ni fue notificado ni mucho menos autorizado como lo ordena la ley, por el Congreso del Estado… La danza de los millones que mueven y manejan a su antojo Sicilia y Vera en la Autónoma de Morelos, pareciera no tener límites, por aquello de los más de 700 mdp que le reclama la Auditoria Superior de la Federación, más los 700 millones de SEDESOL y quien sabe cuántos más cientos de millones de pesos por lo que le pide rinda cuentas el Congreso del Estado… La crisis económica en la UAEM está encima, la bomba está encendida y explotará en cualquier momento… Pronto, alguno de los del Consejo Universitario será el heredero de estas broncas… ¿Que opinarán los consejeros universitarios que no son genuflexos..? Anticipé, que habría un microsalvavidas de cien millones de pesos en diciembre pero que por la crisis llegara en octubre, mismo que sólo será un “mejoral” frente al desastre económico de la UAEM… ¿Quiénes de la Casa de Estudios serán los afectados y quienes los esquiroles de adentro y de afuera..? ¿Tendremos una Universidad tipo Ayotzinapa..? ¡Al tiempo!
Postal… ¡Pericón y Elotes..! Tradicional y en coincidencia con las fechas festivas del 29 de septiembre, por lo de la Velada Literario Musical de Cuautla y el día 30 por el Desfile, ambos en homenaje y recuerdo a don José María Morelos y Pavón por la celebración de su natalicio, las tradiciones populares morelenses conservan la Fiesta de la Flor del Pericón, por el día de San Miguel, con los preparativos y el compartimiento de las buenas y sabrosas elotizas, con las cuales se significa el término de las cosechas del maíz… Con la flor del pericón, silvestre planta cortada en los campos de diversas tierras en espacios morelenses, la flor artesanalmente es utilizada para formar las cruces de la flor del pericón, que los campesinos con sus familiares preparan y expenden por distintos rumbos, sobre todo en los cruceros viales donde por centenas son ofrecidos tales ornamentales, cuyos olores son agradables por los que expelen la hierba y la propia flor… Las cruces del pericón son adquiridas por aquellos creyentes que habrán de instalarlas en puertas, ventanas y lugares estratégicos del domicilio habitacional, negocio u oficina, e incluso algunos en su vehículo… La gente del campo acostumbra elaborar manualmente cruces de la flor del pericón de diversos tamaños, mismas que son colocadas en diversos lugares de sus terrenos o tierras de cultivo… Según la costumbre tradición, estas cruces del pericón son para proteger espacios e “impedir que entre el Diablo”, pues debemos recordar que si alguien se enfrentó a Luzbel lo fue precisamente el Arcángel San Miguel… Por ello el día 29 de septiembre hay misas, celebraciones, fiestas y ferias en distintos barrios, pueblos, colonias y municipios del Estado… Con mucho esfuerzo en los actuales tiempos, la Iglesia Católica con sus curas y párrocos mantienen esta creencia y, como consecuencia la tradición, gracias a la ayuda de las mayordomías con sus alguaciles y topiles que son parte de la estructura humana en que se descargan las responsabilidades de cada ceremonial y fiesta, en los lugares donde se rinde honor a San Miguel o a otros santos o virgenes… Curiosamente, esta celebración litúrgica coincide como ya lo dijimos con la cosecha del maíz… En muchos pueblos cultivadores del producto e incluso entre familias que cortan o compran los elotes, según sea el caso, estos se comparten en una gran convivencia que antes era la fiesta de los campesinos y ahora lo es de un amplio sector de la población, sin distingo de niveles sociales, sino tan sólo por saber que es una de nuestras costumbres… ¿Cuánto durará..? ¡Preservemos lo referido en lo cívico, por Cuautla y en la tradición, el pericón y los elotes..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...