compartir en:

Puyazo… ¡Son 800 mil, Trump..! Dudamos y mucho, que el soberbio bocón Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos, pueda cumplir su amenaza de correr de ese País, a los más de 800 mil “dreamers” o jóvenes que desde antes de los 20 y hasta los35 años allí se asentaron, mucho antes de los tiempos del presidente Barak Obama, quien a sabiendas de lo útiles que son para la economía estadounidense por su trabajo, productividad, consumos y ánimos de estudios de la gran mayoría, sin dejar de reconocer que entre ellos puede haber algunos criminales, a final de cuentas todos forman parte de la estructura laboral en los múltiples quehaceres que el ser humano pueda desempeñar, sobre todo con los de la comunidad estudiantil y, como en cualesquiera parte del mundo, también los otros que se han involucrado con cuestiones de la ilegalidad… El exhibicionismo protagónico junto con la soberbia e intemperancia de tal Mandatario, lo inducen a cometer torpezas que le hacen olvidar que esos 800 mil o más “soñadores” , no están solos, pues aparte de haber logrado Trump unirlos en su contra, sus torpes decisiones han sumado millones de voluntades en defensa de esa comunidad juvenil, junto con políticos representantes de las dos cámaras, gobernadores de 16 estados y mayors o alcaldes, que le han declarado la guerra jurídica y política a Donald, lo cual deja entrever que en el curso de los próximos seis meses sabemos de qué está hecho el insipiente político Donald Trump, así como cuál es la consistencia de la comunidad de los “dreamers” y la sociedad estadounidense que esté dispuesta a levantar no sólo su voz, sino también sus acciones, más allá de las marchas, proclamas, manifestaciones y mitines, para transitar por los senderos del Derecho y la Justicia que allá, tienen consistencias que se apegan a la ley, sobre todo en temas tan delicados como éste que atenta por su crueldad racista contra esos cientos de miles de seres humanos, de los cuales más de 600 mil son mexicanos… ¿De verdad Trump el soberbio estará dispuesto a medir sus fuerzas político-jurídicas en este tema, junto con lo del TLC por el cual ya reculó, el muro de la ignominia que pretende plantar entre México y los
Estados Unidos, construido de su lado obligado a ser pagado con dinero mexicano y lo que es peor, atentar contra los millones de migrantes que tiene allá asentados, provenientes de casi todos los países del mundo..? Que conste, por otras latitudes, tanto los países débiles como las potencias mundiales nada más lo están midiendo para ver de que está hecho y, si no lo creen, que se lo pregunten al Presidente de Corea del Norte, quien al igual que Trump está retador e insuflado, luego de la explosión subterránea de su bomba nuclear, frente a la cual los asiáticos le dieron un jalón de orejas por los rumbos de Rusia, China y Japón… Por ello, bien vale decirles a ambos, no le jalen la cola al tigre ni adentro ni afuera de sus respectivos países, pues la intranquilidad por una ruptura interna, la paz social de Estados Unidos, se avizora como tajada de pastel que van a disfrutar no sólo los enemigos de la Unión Americana que no lo son pocos en el mundo, si no sus llamados amigos o aliados, que nunca se debe olvidar sólo lo son mientras tengan sus conveniencias satisfechas… Ante todas las protestas de tantas decenas de miles de los “dreamers” afectados, no creemos que el Gobierno Federal de los Estados Unidos tenga cárceles suficientes para encerrarlos por cuantas protestas vengan que advertimos, se acrecentaran como en los tiempos de las luchas históricas contra la esclavitud y en el siglo XX, por el “aparteid” contra los negros que se convirtió en un caos civil para los estadounidenses, movimiento que a final de cuentas fue ganado por la comunidad de los negros, ahora llamada de color, aunque ello haya costado miles de vidas… ¿Remember Donald Trump..? Ante esta circunstancia, por los mexicanos que puedan ser retornados, el Gobierno de México ya ofrece paliativos y gobiernos de los estados sus “mejorales” para recibirlos, pues acá no contamos ni con las instalaciones e inversiones ni mucho menos con las fuentes de trabajo suficientes y las aulas para darles alojamiento, en caso de una salida voluntaria o una deportación masiva… ¿Qué opinarán al respecto con objetividad y sin demagogias gente como Peña Nieto, Graco Ramírez y otros de sus congéneres gobernantes..?

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]