Pregunta Ingenua… ¿Simuladores con alforjas..? Según lo dejó entrever el Senado de la República, luego de tantas promesas de ayuda para los damnificados tan sólo por el rumbo de los donativos hechos por particulares, la cantidad alcanzó más de 3 mil 400 mdp, cantidad que fue real y oportunamente entregada a quienes lo requirieran, como consecuencia de que los donantes lo acercaron en forma directa a los necesitados en los momentos del drama, es decir tras la inmediatez del sismo de septiembre, el Gobierno no fue intermediario para el cumplimiento y entrega de este compromiso… Curiosamente, por la cantidad que otorgaron esos donantes, la llamada Fuerza México convocada y promovida por el Gobierno de la República apenas si logró recaudar un aproximado de 240 mdp, en tanto que la Fundación Slim, que dirige don Carlos y es de verdad en los hechos, casi alcanzó a brindar como apoyo 2 mil 500 mdp; lo demás lo sumaron las otras organizaciones, fundaciones o agrupamientos, junto con otros empresarios… Como se puede apreciar, lo promovido por un solo hombre quien económicamente es de verdad y tiene el conocimiento de los caminos adecuados para ser generoso, cumplió y bien con los damnificados en tiempo y forma… Sirva esto como referencia para recordarles a los del Gobierno por lo del FONDEN y otras estructuras como las de Morelos, lo que se debe hacer para cumplir sin simulaciones ni guardar para llenar alforjas…
Postal… ¡Patrimonio de la humanidad..! Recientemente el presidente Enrique Peña Nieto declaró como espacio protegido al hermoso Archipiélago conocido como Las Islas Revillagigedo, consideradas Patrimonio de la Humanidad por lo que guardan como belleza con invaluables recursos naturales entre flora y fauna, tanto en las terrestres como las marítimas… Como paraíso natural, sin exagerar, podemos decir que compiten con las famosas Islas Galápagos, posesión marítima de la República de Ecuador, cuyo gobierno las guarda y protege como en un verdadero santuario… Hasta el momento, pareciera que la intención de Peña Nieto es que las Revillagigedo se mantengan también como santuario mexicano que le sirva al País como verdadero emporio para el turismo, sin que haya construcción alguna en sus superficie ni pernocta de los visitantes, quienes tendrán que conformarse con sólo visitar a través de navíos, ese singular Archipiélago sin causar daño de ninguna naturaleza, donde podrán bucear para admirar lo que guardan los entorno del fondo de su mar, perteneciente al Océano Pacífico, así como en los terrenos de sus islas, no sabemos aún, si con descenso a las mismas o solamente para rodearlas y verlas desde las embarcaciones… Lamentablemente, tenemos que recordar y como consecuencia referir y prevenir, que nuestra Fuerza Armada (La Marina Mexicana), tiene que redoblar esfuerzos para brindar ahí seguridad, a quienes vayan como turistas a disfrutar de ese lugar… No vaya a pasar lo que tristemente está aconteciendo en otros lugares turísticos por la inseguridad, los crímenes que entre asaltos, levantones y asesinatos, se dan contra los lugareños y turistas cuando transitan por lugares que siguen siendo paradisiacos como Acapulco, Mazatlán, Cancún, Playa del Carmen, Veracruz y otros bellísimos lugares, donde desafortunadamente la ola criminal se ha enseñoreado y por desgracia, por sólo citar un ejemplo que lo es Acapulco, en razón de los manoseos y mezquindades extranjeras y de los delincuentes que para ello se prestan, prácticamente han acabado con el otrora vellón de oro que lo fue ese Puerto… Urge, no solamente declarar y cacarear que tenemos espacios bellos como Cuernavaca o Morelos, a donde los turistas según las declaraciones alegres llegan por decenas de miles, sino darles a todas ellas y ellos como visitantes, las garantías necesarias y suficientes de seguridad… Por eso es que antes de que alguien intente maltratar la ruta de la Costa de Colima hacia las Islas Revillagigedo, que los cuerpos militares y militarizados de seguridad tomen las prevenciones y den los ordenamientos para que el turismo nacional y extranjero pueda llegar y tener una estadía plena de seguridad y tranquilidad en ese bello espacio, que esperamos se pueda extender terrestremente a todos los lugares turísticos del País… ¡Ojalá se pueda, señores del Gobierno!
¡Hasta mañana que será un día más..

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]