Puyazo… ¡Mueve la boca el Delegado y..! Luego del socavón que desvió las atenciones frente al cúmulo de engaños, proyectos, erróneos y problemas sembrados a lo largo de sólo 14.5 km. del Libramiento de Cuernavaca, equivocadamente llamado ‘Paso Express Tlahuica’, junto con la presunción de corrupción por el presupuesto súper elevado de su original aproximado de 1,200 mdp, que se infló a más de 2,200 mdp… Las constructoras, la SCT y Capufe, hicieron lo que el avestruz, pues esta pestilencia a corrupción quedó enfocada únicamente a tapar el hoyo del socavón donde por cierto, ninguna de las dos dependencias ni las dos constructoras responsable de la obra han informado con precisión cuánto costó, luego de que sólo parece que ya está listo… El craso error de las responsables contratadas, es que Aldesa y Epcor “gozan de cabal salud”, al amparo del Gobierno de la República que encabeza Enrique Peña Nieto, pues como premio tienen otras obras en el País, como lo es el caso concreto en el nuevo Aeropuerto cercano a la Ciudad de México… El llamado director de la SCT en Morelos, Héctor Armando Castañeda Molina, socarronamente informó que el ‘Paso Express’ está listo, porque parece que todo quedó concluido con lo del socavón, pese a que las líneas, rayas o separaciones del pavimento en diversas áreas donde se unen los carriles, son un peligro que según Castañeda “son una cuestión natural” que (¿solas?) se resolverá con el tiempo… Nada más alejado de la realidad, pues el Delegado o Director de Comunicaciones y Transportes, pretende ignorar la problemática que en su pequeña longitud tiene este tramo carretero, por lo cual tendremos que refrescarle la memoria… Por un lado, su Jefe, el Secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza, luego de las broncas por lo del socavón que costó la vida a dos personas –Padre e Hijo–, tras aparecer en los álgidos días de la bronca, jamás se volvió a presentar en Morelos, quizá por el choque de opiniones que tiene con Graco Ramírez, el gobernador … Junto con Gerardo, desapareció del paisaje morelense el antecesor de Héctor Armando, José Luis Alarcón Ezeta, a quien se le endilgaron las responsabilidades por los garrafales errores del proyecto, así como las presunciones de corrupción en el manejo de los recursos que en forma multiplicada se gastaron en esta obra, cuyos errores están por docenas… A manera de referencia le decimos al delegado Castañeda Molina, que el Consejo Cívico Ciudadano tiene como resultado de una investigación minuciosa, el Catálogo de Problemas sembrados por su Institución y/o Capufe, junto con las constructoras, documento que cuenta con la participación de Protección Civil Municipal de Cuernavaca y Protección Civil Estatal, mismo que fue entregado para su Dictamen Técnico al Colegio de Ingenieros, al Colegio de Arquitectos, a la Academia Nacional de Arquitectura y a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción correspondientes a Morelos, presentes y activos en el Consejo referido por la participación de sus respectivos presidentes… Cabe recordar que los sismos de septiembre vinieron a dar cierta protección a esta presunción de corrupción, pero la realidad de las trampas sembradas en el Libramiento de Cuernavaca ahí está, pese al desvió de las atenciones que hubo en esos momentos… Hoy, pareciera que el delegado Héctor Armando Castañeda siente o cree que en su ‘Paso Express Tlahuica’ todo está bien, pero eso no es cierto, por lo cual, el Consejo Cívico Ciudadano ante la ocupación laboral que han tenido sus técnicos integrantes, por medio de la Comisión de Enlace que coordina el consejero Víctor Jesús de la Mora Moreno, ha seleccionado los problemas relevantes del tal ‘Paso Express’, para dialogarlo en la inmediatez con el Delegado multireferido de la SCT… El Cátalogo problemático que aquí citamos, no es menor, pues los riesgos son permanentes contra miles de vehículos que por ahí transitan a diario, por lo cual cientos de miles de personas están en peligro latente por las pésimas condiciones de esa obra… ¡Hay más, mucho más sobre este penoso tema, Señor Delegado o Director..! ¡Ya platicaremos!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]