compartir en:

Piquete… ¡Ingratitud y Vergüenza Priísta y Panista..! Durante los aproximadamente 80 años que tiene de existencia el PRI, aunque realmente como tal tiene menos, ya que antes fue  Partido de la Revolución Mexicana y luego Partido Nacional Revolucionario, pues fue hasta 1942 con el presidente Manuel Ávila Camacho cuando recibió el nombre de  Partido Revolucionario Institucional…Este Instituto político, dejó siempre tirados en el camino a muchos de los que le entregaron su tiempo y vida productiva… Algunos incluso se perdieron en el anonimato sin el menor reconocimiento, ni mucho menos puesto alguno de elección que bien se ganaron y merecieron…Sin divagar mucho en el ámbito nacional, donde los ejemplos sobran, en el caso de Morelos recordaremos a 5 priístas de profunda raigambre, a quienes el PRI no les dio ni les ha dado nada…Caso de vergüenza lo es, el del extinto Juan Gutiérrez Poblete, quien a finales de la década de los 50´s, siendo un imberbe, se incorporó a las filas del PRI  a invitación del ya connotado priísta don Diodoro Rivera Uribe; Juan Gutiérrez, vinculado con gente del Transporte cumplió con todas las tareas que le fueron encomendadas, poniendo no sólo su tiempo, esfuerzo y talento políticos, sino pagando de su bolsillo mucho de lo necesario para cumplir aquellos deberes y encargos; eso lo realizó Gutiérrez Poblete prácticamente toda su vida hasta su desaparición física; los mal agradecidos y desmemoriados todopoderosos del PRI de los tiempos transitados entre la etapa referida y el año 2010, jamás lo premiaron, le pagaron o le reconocieron nada; ¡Cuánta ingratitud y cuánto abuso frente a la generosidad de un verdadero priísta, quien  en los últimos años de su vida terminó en el oprobio de la pobreza, recorriendo las calles del Centro Histórico de Cuernavaca, acompañado de su hijo, un joven  contrahecho por la discapacidad física, quien junto con su Padre Juan, pedían apoyo de la caridad pública; ¡Qué vergüenza para los priístas! pues mejor muchos que no lo fuimos ni lo somos, les apoyamos en la medida de nuestras posibilidades con el alimento o con la aportación económica…No es el único caso el citado, donde el PRI de Morelos ha dejado de manifiesto por parte de sus dirigentes el descuido de las desatenciones a quienes han sido militantes verdaderamente institucionales…Recordaremos 3 casos más de 3 priístas con esa calidad; 2 de ellos lo más que recibieron del PRI tras entregarle su talento, tiempo y vida, lo único que lograron como pago fue ser simplemente regidores del Ayuntamiento de Cuernavaca…Tales son los casos de Roberto Blanquel Figueroa –sempiterno empleado del PRI- y Mario Popoca, quienes creemos que aún viven en la longevidad de la vida, pero alejados quizá de la actividad política, olvidados por su Partido, los dirigentes de su tiempo y quienes les siguieron, sin mayor reconocimiento a su entrega partidista…Caso de mayor vergüenza para el PRI lo es el de la maestra Simona Rico de Urueta; una mujer que en su vida activa fue ejemplo de Institucionalidad priísta, por su entrega y pasión por su Partido, por lo cual lo más que recibió fue ser Diputada Federal Suplente, puesto ganado en proceso electoral con don Antonio Riva Palacio López como propietario, así como la dirigencia en Morelos de la Asociación Nacional Femenil Revolucionaria -ANFER- que nada le retribuyó y sí, por el contrario, le costó a la maestra Simona, a quien se le pagó con el abandono y el olvido… (Continuara).
Puyazo… ¡Pelos de Punta..! Tal vez desesperado ya por lo que ocurre en cuestiones de inseguridad en Morelos, el comisionado del ramo Alberto Capella soltó de su ronco pecho la declaración en el sentido de qué, quien se sienta vulnerable tome sus medidas de seguridad... ¡Rájale, faltaba más, faltaba menos..! Como en este Estado prácticamente todos vivimos bajo la égida del miedo por lo que nos pueda pasar, recomendándonos y pidiéndole a Dios que nos proteja, de acuerdo a las órdenes de Capella, que no nos queda más que protegernos como podamos… ¿Armarnos..? Quien tenga con qué, con sus guaruras y sus armas, ¡adelante..! Quien no, aunque sea con una resortera… ¡Capella dio luz verde para ello..! ¿Se equivocó..? ¡O ya está hasta la ma..!
¡Hasta mañana que será un día más..!
 

Por: Pablo Rubén Villalobos / [email protected]