compartir en:

Reflexiones…¡Daños por cientos de miles de millones de pesos..! Confirmado, conforme pasan las horas y los días, el drama crece geométricamente por lo que dejó sembrado el terremoto del pasado 19 de septiembre junto con su antecesor, el del día 08, cuyas réplicas han sido por cientos, en tanto este último lleva 23 o más en su epicentro de Axochiapan… Todo ello por lo que corresponde al Estado de Morelos, puede asegurarse que no tiene precedente histórico y ha resultado catastrófico… Los datos oficiales que surgen a cuenta gotas por distintos rumbos de Morelos, dejan entrever que tan sólo en Cuautla, según lo afirmó el alcalde Raúl Tadeo Nava, más de 1,500 viviendas resultaron parcial o totalmente dañadas o destruidas… En su recuento por cuanto a nuestro Estado, el gobernante Graco Ramírez aseveró que son más de 10 mil las viviendas afectadas entre las parcial o totalmente dañadas o derrumbadas… Todo ello sin contar otro tipo de construcciones, como lo son edificios públicos gubernamentales entre escuelas -23 afectadas según Graco-, mercados, hospitales, auditorios, instalaciones deportivas cerradas y abiertas y desde luego, la gran cantidad de iglesias o templos católicos quetambien parcial o totalmente quedaron dañados y destruidos… Todo ello nos lleva a pensar en la cuantificación económica que resulta ser por cientos de miles de millones de pesos, para lo cual se requiere indudablemente de la ayuda internacional…Por lo tanto, Morelos debemos ratificarlo y el Gobernador con el Congreso, deben decretar al Estado como espacio geográfico o zona de desastre, ya que los damnificados se cuentan por docenas de miles, mismos que sin distingo han recibido por la urgencia el apoyo espléndido que ha dado la sociedad organizada o no, en forma voluntaria, a través de los centros de acopio, con lo elemental para la alimentación, la higiene, la salud y el abrigo… Ahora también y en lo inmediato, urge promover y arrancar la otra etapa, la de la reconstrucción, frente a la cual los gobiernos federal, estatal y municipales deben ser solidarios, sin politiquerías, para tocar las puertas internacionales a fin de que el Banco Mundial, el Bando Interamericano de Desarrollo, el Grupo de los 20 y tantos más países “amigos”, brinden su apoyo generoso a México, a los mexicanos y en lo particular a Morelos y los morelenses… Independientemente de que durante varias semanas o tal vez meses será necesaria la continuidad solidaria social mediante la aportación de alimentos, medicinas y muchas cuestiones elementales más para la subsistencia cotidiana, llegó la hora de atender para que se cumpla lo que comprometió en Jojutla el presidente Enrique Peña Nieto, por cuanto a la reconstrucción de lo dañado y la construcción de pies de casa por lo destruido… La labor para demoler los restos de construcciones totalmente afectadas, debe cumplirse de inmediato por parte de las dependencias con todas las estructuras oficiales y la maquinaria que sea necesaria para retirar escombros, y luego proceder a las acciones de limpieza de los predios, donde deberán surgir con prontitud y también gracias al apoyo de la sociedad, principalmente de la iniciativa privada y del gobierno, los nuevos pies de casa que den alojamiento a los propietarios damnificados en sus terrenos, que sólo quedaron convertidos en eso… Establecer estrategias precisas para realizarlo, debe ser coordinado entre la sociedad civil organizada, las cámaras, colegios y agrupaciones de gente vinculada con los materiales y la construcción, cuidando en todo momento que no haya ningún abanderamiento, exhibición ni pronunciamiento de carácter politiquero partidista, ni mucho menos circunstancias que permitan hechos de saqueo, latrocinio o corrupción… No es difícil, mucho menos imposible; solamente hace falta voluntad de todos para realizarlo… ¡Manos a la obra por parte de cada uno de nosotros y los espacios de responsabilidad oficial con sus estructuras y las sociales para que arranquemos con nuestras aportaciones individuales o colectivas dondequiera que nos desempeñemos… ¡Sabemos que si podemos, no hay de otra, o le entramos todos o el desastre que vivimos habrá de prevalecer..! ¡Es compromiso de todos sin distingo, por nuestra Tierra, nuestra familia y nuestros paisanos!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]