compartir en:

Piquete: ¡Barrancas… Asco..! De años atrás, un grupo de ciudadanos propositivos verdaderamente interesados por Cuernavaca, particularmente por sus barrancas, se han dado a la tarea de estar al pendiente y propugnar para el rescate de esos pulmones naturales que lo son de la Ciudad, ya que ellos prohíjan el agradable clima de la Eterna Primavera… Hubo eco en los tiempos del malogrado alcalde Alfonso Sandoval Camuñas, quien se dio a la tarea de meterle la mano en serio a varias barrancas, entre ellas la de Amanalco, misma que convirtió en un gran atractivo turístico en el tramo comprendido entre el Calvario a la altura del Parque Porfirio Díaz y Los Lavaderos, en la convergencia de las calles Carlos Cuaglia y Valentín Gómez Farías, así como la del Salto Chico de San Antón…Por desgracia vino el descuido de las siguientes administraciones que dejaron en el abandono nuestras barrancas, particularmente la del Salto de San Antón y Salto Chico, a las cuales Poncho Sandoval les dio una zarpa de tigre en cuestiones de limpieza y mantenimiento a sus espacios construidos, amén de que con mucha visión y talento de quienes hicieron el proyecto, pegado a la caída de las aguas del Salto Chico, lugar donde hay una pequeña cueva donde nace agua limpia que puede ser potable y debe ser aprovechada, le instalaron un gran andador que también convirtió el espacio en otro atractivo turístico…Las siguientes administraciones municipales, tras lo hecho por Sandoval Camuñas, simplemente lo abandonaron con la excepción de Jesús Giles Sánchez… Nadie se volvió a acordar de proteger los saltos de San Antón, Salto Chico y apenas si le dan cierta limpieza al tramo de la Barranca de Amanalco… Los tres lugares, bien pueden convertirse en su conjunto en un enorme filón de riqueza por ser buenos atractivos turísticos, como lo fueron en el siglo pasado…Por cierto, César Salgado Castañeda, hombre de visión y gran participación en su lucha social, enarbola las banderas de protección y defensa a las barrancas de Cuernavaca, como lo hemos referido en entregas anteriores… Hoy refrendamos el reconocimiento para César, luego de su presencia que con un grupo de connotados defensores de la naturaleza hiciera con un buen recorrido a los saltos Chico y de San Antón, donde se llevaron la desagradable sorpresa del abandono, la suciedad, las aguas contaminadas, pestilencias con enormes cantidades de basura que son la visión denigrante de los dos espacios…Urge la metida de mano de las autoridades nacientes del Ayuntamiento de Cuernavaca que encabeza Cuauhtémoc Blanco, a estos bellos espacios descuidados de Cuernavaca, cuya acción de cumplirse, les dejará grandes dividendos en presencia pública, social y política… Eduardo Bordonave el regidor, José Manuel Sanz  y Roberto Yáñez, cercanos colaboradores de Cuauhtémoc, pueden convertirse en paladines de la naturaleza municipal, si acuerdan y le meten la mano a Amanalco y San Antón que reiteramos, son los pulmones climáticos de Cuernavaca… ¡A ver si le entran..!
Piquete… El presunto defraudador Alberto Sentíes Palacios, resultó ser toda una fichita… Dueño es de un Ferrari rojo con placas del Estado de Morelos, cuyo domicilio en Cuernavaca no existe…La nodriza que le puso su Guarura -quien luego apareció asesinado por un ataque cardiaco-, a un ciudadano por quien sabe qué problema vial, fue de pronóstico bajo la presunta orden, vigilancia y complacencia de Sentíes Palacios, quien es buscado por la autoridades judiciales…El tal Alberto Sentíes resultó ser el propietario de América Funds México, empresa fantasma que defraudó a quien sabe cuántos ingenuos, ya que la fondera económica de marras les cobraba más de 500 mil pesos en promedio a cada tonto que caía bajo el gancho de conseguir cuantiosos préstamos en dólares que nunca les fueron entregados…Hay denuncias de por medio contra Sentíes, como consecuencia del video del Guarura y el Golpeado…Sentíes se presentó ante el Misterio Público, quien no lo detuvo y a final de cuentas se fue a la impunidad…Ahora dicen que lo buscan denodadamente pero…¡Éste es el Estado de Derecho y Justicia que vivimos en México..! ¡Qué poca..!
¡Hasta mañana que será un día más..!

CARTA ABIERTA: 
Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]