Postal… ¡Qué momento en el Azteca y el Zócalo..! Luego del terremoto y los días aciagos vividos para rescatar y enterrar a nuestros muertos y tener los incipientes informes de los daños causados, la vida tiene que seguir su curso… En ese marco, nos llamaron la atención sendos momentos para ser el parteaguas entre el dolor y la algarabía… Hubo ayuno de fútbol durante más de dos semanas, hasta que la Selección Mexicana enfrentó a la de Trinidad y Tobago, afortunadamente con un triunfo para los nacionales… Al principio de ese juego, un Oficial Militar corneta en mano acalló a la multitud de casi 100 mil fanáticos para ordenar el Toque de Silencio… En el breve lapso de este ceremonial, ninguno de los asistentes osó romper el minuto de silencio respetuoso, en honor de los muertos, los heridos, los damnificados, los daños y las muchas más pérdidas sufridas… Al terminar el Soldado Mexicano, el cumplimiento del deber que le fue encargado, el estruendo en el Estadio Azteca sólo dejo sentir que la vida sigue su marcha… Ello se repitió en el Zócalo de la Capital de la República Mexicana, donde un concierto denominado Estamos Unidos Mexicanos, logró congregar a más de 200 mil almas, quienes en el curso de los gritos, aplausos, alegría y demás manifestaciones por el estilo en razón de las estrellas que participaron en ese largo espectáculo, faltando 15 minutos para las ocho de la noche, todo ello volvió a quedar en silencio total cuando otro Soldado corneta en mano, con gran sapiencia y virilidad cumplió con el mismo Toque de Silencio que acalló a la multitud ahí reunida, misma que también guardó el respeto profundo por los aciagos sucesos que ya citamos… Bien por el detalle: bien por las multitudes y bien por los soldados que con un solo Toque de Silencio, lograron marcar la separación histórica entre el dolor y la alegría, aún cuando el duelo para la inmensa mayoría de quienes perdimos algo o a alguien, se siga llevando imperecederamente en lo más profundo de nuestros recuerdos… ¡Ni duda cabe, Estamos Unidos, Mexicanos!
Postdata… ¡Mónica, voluntad, iniciativas e inventiva..! Tras las desgracias dejadas por los terremotos en Chiapas, Oaxaca y Morelos, para aquellos estados se iniciaron las campañas nacionales en los medios masivos de comunicación, con la única finalidad de acercar visitantes a efecto de incentivar el turismo hacia los espacios que por docenas tienen ambas entidades, mismos que no fueron lastimados por los sismos y que allá bien los tienen ubicados sus respectivos gobiernos, para informar y orientar a los turistas hacia donde pueden y deben ir, sin poner en riesgo su seguridad… Sabido esto por Mónica Reyes Fuchs, todo parece indicar que ya se puso las pilas en su calidad de Secretaria de Turismo para hacer lo propio, sin embargo que lo sepamos bien a bien, no tenemos informes precisos sobre rutas por pueblos, municipios, espacios de cultura, balnearios, hoteles y otras instalaciones, que le puedan dar garantía de seguridad a nuestros visitantes, con ánimos de movilizar nuestra deteriorada economía, haciendo voltear los ojos hacia nuestro Estado para atraer a los turistas… Sabemos y entendemos que la tarea no es fácil, pero ésta se debe atender y resolver en la inmediatez del tiempo, con la “vara de las virtudes” aunque esta no se tenga, si se cuenta con el talento y la voluntad de la titular turística Mónica, sus ayudantes y todos los prestadores de servicios que se quieran sumar para acciones de esta naturaleza, en beneficio de Morelos y los morelenses, tratando con ello a como dé lugar de recuperar los empleos, sobre todo los que por miles se perdieron como consecuencia de nuestros espacios turísticos dañados… ¡No queda de otra Mónica, a trabajar arduamente, a echarle ganas y a sumar los saberes y esfuerzos de todos..! Por lo anterior, de nuestra parte anticipamos la buena disposición de poder compartir nuestras estructuras sociales, con las cuales cuentan nuestro Estado, los prestadores de servicios turísticos y las instancias oficiales… ¡No más dígannos por donde..! ¡Estamos al pendiente!
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos /  [email protected]