compartir en:

Post Data… ¡Diabetes-Muertos..! Así como periódicamente se ponen en boga determinadas campañas por distintas cuestiones, lo que corresponde a enfermedades de transcendencia nacional, indudablemente que el Cáncer de Mama, el Cáncer Cérvico Uterino, el SIDA, las vacunaciones infantiles para prevenir Poliomielitis, Tosferina, Sarampión, Rubiola, Viruela y quien sabe cuántas más, “se llevan las palmas”… Gracias a esas campañas, los problemas de Salud Pública por esos males han disminuido considerablemente y podrán abatirse si es que las instituciones de salud nacional, estatales y municipales coordinan sus esfuerzos, intensificando sus campañas a efecto de que madres, padres, jóvenes y adultos atendamos con mayor responsabilidad los llamados que se hacen para proteger nuestra salud… Con gran preocupación gubernamental que debe acrecentarse entre la población mexicana, actualmente está la incipiente campaña contra un terrible mal… Debe recordarse que una vez declarada tal enfermedad en un ser humano, de acuerdo con testimonios médicos el tiempo de vida que queda es de tan sólo 15 años, siempre y cuando se cumplan puntualmente las recomendaciones médicas que no son pocas, lo cual incluye “los milagrosos medicamentos” que lo son, la Insulina y la Metformina… En los años 80´s  del siglo pasado, la Diabetes según registros oficiales se manifestó anualmente en poco más de 14 mil personas de distintas edades, principalmente gente de mediana edad y adultos… El cobro de vidas año con año en esos tiempos se dejó sentir y junto con ellos aumentó la preocupación oficial para tratar de contener el maligno padecimiento… Han transitado aproximadamente 25 a 30 años desde aquella época que conserva esas estadísticas, para llegar a nuestros tiempos con la nefasta noticia de que la enfermedad no ha podido ser controlada ni contenida, pues hasta el año 2015, según registros, los enfermos oficialmente reconocidos con problemas de diabetes son más 98 mil en el País… Entre otras causas, la diabetes es propiciada por problemas congénitos de herencia, que pueden tener antecedente de primera, segunda o tercera generación… También puede ser causada por el cigarro, una inadecuada alimentación, sobre todo por el consumo de edulcorantes, refrescos, frituras y alimentos chatarra… Tiene paso libre la diabetes, en personas con obesidad o gordura de cualesquiera peso o dimensión… El sedentarismo como consecuencia de la falta de movilidad, ejercicio y práctica deportiva, resulta un excelente aliado frente a los haraganes que se niegan a movilizarse… Se sabe también que los impactos causados por sustos, espantos, miedos, terrores y pánico, pueden prohijar diabetes en quienes llegan a vivir esos instantes difíciles, por lo cual, de acuerdo con las consejas populares y expresiones de algunos médicos, siempre es bueno en esos momentos prohijar que el espantado o asustado tome un trago de alguna bebida fuerte con alcohol sin dulce, e incluso se recuerda lo de tragarse un pedazo de pan blanco, bolillo o telera… Como se ve, lo de la diabetes no es una enfermedad nueva… Desgraciadamente, en nuestro tiempo va en aumento por cuanto al número de enfermos y más todavía, por cuanto al número de muertos, tras batallar ver y saber que vilmente, este mal deteriora la vista hasta la ceguera al igual que los riñones, vejiga, sangre y otros elementos de nuestro organismo… ¡Sin discusión, frente a la diabetes no nos queda de otra más que revisarnos periódicamente mediante análisis de laboratorio, para saber con precisión si la tenemos o no sin distingo de edad, ya que por desgracia se sabe de casos de recién nacidos que traen consigo este daño mortal..! ¡Cuídese, cuide a los suyos, haga las recomendaciones que considere pertinentes..!  ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / opinion@diariodemorelos.com