Esta tarde, en la gasolinera ubicada en Buena Vista, al norte de la capital morelense, se pudo apreciar a varios vehículos procedentes del Estado de México, cuyos conductores vinieron hasta Cuernavaca para cargar combustible, por el desbasto que se vive en la entidad vecina.

Equipados con garrafones, en camionetas y autos particulares, los vecinos del Estado de México se llevaron varios litros de combustible, para aguantar algunos días mientras el servicio se restablece en esa entidad.
Según los propios despachadores, cada unidad puede llevarse hasta 200 litros en garrafones.

Algunos ciudadanos mexiquenses vinieron desde Toluca, para llevarse la gasolina.
Aseguran que allá en su estado, deben esperar hasta 4 horas para cargar, y a veces se quedan sin combustible, por eso es que optaron por venir a Cuernavaca a abastecerse sin problemas.