En un México repleto de violencia lo último que se necesita es que los infantes crezcan con influencias negativas, sin embargo, en ocasiones los padres son los responsables de esto.

Hace unos días se festejo el Día de Muertos y muchos pequeños salieron a las calles para pedir calaverita, algunos eran monstruos, otros diablitos y otros sicarios.

En redes se viralizó la imagen de un pequeño disfrazado de asesino: barba pintada, camisa abierta, cadena de 'oro' y hasta un cadáver embolsado.

"¿Con qué cara o autoridad, le explicas a tu hijo en un futuro que violar, mutilar o asesinar está mal, cuándo tú mismo lo incitas y celebras cosas como éstas desde infante?"; se lee en la publicación que hasta el instante cuenta con más de 35 mil reacciones, la mayoría negativas.