compartir en:

El sujeto fue detenido por su  probable participación en los delitos de violación agravada contra cinco mujeres.

El titular de la dependencia de Iztapalapa en CDMX, Edmundo Garrido Osorio, precisó que los cinco eventos ocurrieron entre los meses de julio y agosto, los cuales cometió en un taxi donde obligaba a las víctimas a tener relaciones sexuales; uno de las violaciones ocurrió el pasado 10 de julio. 

Dio a conocer que se le relaciona con cinco eventos entre el mes de julio y agosto, de los cuales cometió en el interior de un taxi donde las obligaba a las víctimas a tener relaciones sexuales, uno de ellos ocurrió el pasado 10 de julio.

“La víctima que se encontraba en avenida Ermita Iztapalapa a bordo de un taxi tipo Tsuru, era conducido por el imputado; le ofreció ocupar el asiento del copiloto y durante el trayecto el probable participante cuestiono a la agraviada si alguna vez fue víctima de robo en la zona.

Sacó un arma de fuego con la que la amagó forzándola con lujo de violencia para tener relaciones sexuales; después de varios minutos le exigió que bajara del mismo para emprender la huida”, detalló.

El procurador Garrido Osorio detalló que los trabajos de gabinete y campo permitieron identificar el vehículo de alquiler, en el que ocurrieron los hechos.

“Se localizaron cámaras de video vigilancia en cuya grabación se observa el taxi en donde ocurrieron los hechos, lo que permitió identificar el número de placas del automotor, lo que permitió la detención del implicado, quien fue capturado en posesión de droga", afirmó.

Garrido Osorio destacó que los elementos de prueba para determinar su responsabilidad es la identificación por parte de las víctimas, análisis de los videos para la localización del vehículo donde se cometió el delito, elaboración del retrato hablado por parte de las víctimas y las pruebas periciales que determinaron el ADN del agresor.

El inculpado cuenta con antecedentes penales por los delitos de robo calificado, robo simple, violación simple y portación de arma de arma prohibida durante el 2005.

La PGJ-CDMX buscará que un Juez de Control le dicte prisión preventiva oficiosa y lo vincule a proceso por el delito de violación agravada.