Un sacerdote en aparente estado de ebriedad es exhibido en un video donde insulta a los feligreses con un vocabulario bastante agresivo y grosero. Este fue divulgado a través de las redes sociales.

En el material audiovisual se puede apreciar a una mujer reclamando al clérigo por el comportamiento que tuvo hacia su hija. Ante las insistentes acusaciones él se desespera y comienza a alza la voz para decir “Permíteme hablar”

Yo solo le pido un poquito de educación, porque usted está enfrente de su altar, donde quedó su educación”, decía la mujer antes de ser interrumpida.

Estaba chingue y chingue desde que inició la misa, yo le dije varias veces que se callara y se hicieron pendejos. Es un niño, que no se haga pendejo, usted ya es adulto tiene que educarlo", dijo el padre.

La ofendida madre señala que su hija es una niña, al tratar de  justificar su comportamiento, a la vez que inculpa al padre de ser intolerante con los menores. De igual forma, lo acusa de estar en estado de ebriedad y amenaza con no volverlo a dejar entrar a la iglesia.

 

 

“Le estoy hablando de muy buena manera, no tiene usted que decirme tantas estupideces, porque usted viene tomado. Esta usted tomado, se lo puedo demonstrar”, dice la devota casi a gritos.

Ante las acusaciones, el cura responde con insultos y trata de terminar la conversación con la exaltada mujer, quien lo amenazan con dejar de asistir a la iglesia y llamar a la prenda por su comportamiento.