CUERNAVACA, MORELOS.- “Cada vez son más los restauranteros que acuden a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) para defenderse del SAT debido a la imposición de multas que no son sustentadas legalmente”, informó el representante del sector, Harry Nielsen León.
De hecho, para que los agremiados tengan herramienta para defenderse durante la visita que personal del SAT hace sorpresivamente, aseguró que la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) organiza un taller, el cual sería impartido por asesores de la Prodecon.
Debido a que es una dependencia relativamente nueva, la mayoría de los contribuyentes desconoce la ayuda que puede darles en casos de acoso fiscal.
“Ello amerita que las cámaras que representan al sector privado hagan la labor de acercamiento”, dijo.
Informó que el taller será llevado a cabo conjuntamente con la Cámara Nacional de Comercio, tentativamente, el 9 de mayo.
“El problema se agrava cuando las multas son recurrentes, sin que el contribuyente visualice si comete una falta o es víctima de acoso injustificado”, dijo el empresario.
“Este proceso es cíclico y ocurre con más frecuencia al final de sexenio”, expresó.
Agregó que la Canirac presentó varios casos ante la Prodecon y las multas fueron suprimidas porque demostró que no había motivo.

"Hacienda llega y, literalmente, impone multas, de las cuales el contribuyente no puede defenderse por falta de conocimiento; la mayoría prefiere pagarlas, que desgastarse con la autoridad, sobre todo, cuando no tiene información precisa para defenderse.”
Harry Nielsen León, líder de la Canirac.

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...