compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La Cámara Nacional de Comercio (Canaco), delegación Cuernavaca, pidió al Nuevo Grupo Sindical (NGS) que saque las manos del programa de reordenamiento del comercio ambulante en el zócalo de la capital.
El dirigente camaral Alejandro Uribe García aseveró que la medida que lleva a cabo el Ayuntamiento de Cuernavaca no debe politizarse, por el bien de la actividad comercial y del turismo.
Es una acción que debió llevarse a cabo desde hace tiempo y que lamentablemente la falta de atención dejó crecer el problema, a pesar de las peticiones que la Canaco hizo en reiteradas ocasiones para frenarlo.
Ahora, con la remodelación de la Plaza de Armas, el reordenamiento es más necesario, y hasta ahora las cosas “van bien”, desde el punto de vista del dirigente del comercio formal.
El objetivo, señaló, es que los ciudadanos tengan un centro digno y que los turistas vuelvan a encontrarse con un lugar ordenado, limpio, típico y lleno de tradición.
Para ello se requiere, que las autoridades tengan cuidado de no lesionar el interés legítimo de los comerciantes y de resolver con tino la exigencia de otros que están reclamando “ciertos derechos”, apuntó Uribe García.
En ese contexto, el empresario hizo el llamado al Nuevo Grupo Sindical a actuar con congruencia  y respeto del marco de derecho.
Uribe García hizo extensivo el exhorto a cualquier actor político para que no vicien el trabajo que las autoridades realizan en beneficio de todos.
“Que no lo politicen, que dejen que fluya como hasta ahora; que no lo contaminen, y saquen las manos”, dijo textual el empresario.
Desde hace unos años, el Nuevo Grupo Sindical amplió su campo de protección a trabajadores formales, a comerciantes ambulantes del primer cuadro de la ciudad, que bajo este cobijo, se multiplicaron.

"Que no lo politicen, que dejen que fluya como hasta ahora; que no lo contaminen y saquen las manos.” Alejandro Uribe, presidente de Canaco Cuernavaca

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]