compartir en:

Jiutepec, MORELOS.- Veinticinco de 300 automovilistas a quienes se les practicó el alcoholímetro en Jiutepec salieron positivos, por lo que su auto fue enviado al corralón, mientras que cuatro conductores fueron remitidos ante el juez cívico, por resistirse a las pruebas y faltas a la autoridad, así lo informó el titular de la corporación de Tránsito, Salvador Hernández Salazar.
“Algunos conductores se molestan y llegan a cometer faltas administrativas, pero lo que no entienden es que el alcoholímetro ha contribuido a salvar vidas, pues en algunas ocasiones nos han tocado algunos que rebasan el rango de mil 500 que arroja el aparato, cuando el límite permitido es de .400”, señaló.
Mencionó que la Dirección de Tránsito municipal aún no recibe instrucciones sobre si en los dos últimos fines de semana correspondientes a los festejos de Navidad y Año Nuevo, se va a implementar el programa Conduce sin Alcohol, también conocido como
alcoholímetro.
“Estoy a la espera de las instrucciones que haga llegar el alcalde José Manuel Agüero Tovar, pues sólo él tiene la autoridad para que el programa se suspenda de manera
momentánea”, precisó.
De esta forma, será en el transcurso de la presente semana cuando el edil se pronuncie sobre la suspensión o continuidad del alcoholímetro en estos dos fines de semana que le restan al presente año; medida que algunos están solicitando, pero se tienen que ponderar los pros y
contras.
Por otro lado, Salvador Hernández dio a conocer que el próximo 22 de diciembre será el festejo del Día del Policía de Tránsito, donde los elementos que hayan destacado por su entrega en el trabajo, recibirán un reconocimiento especial.

El operativo. Veinticinco personas dieron positivo ayer en el alcoholímetro aplicado en Jiutepec.

Espectativa
Autoridades de Tránsito esperan que les informen si habrá o no operativos los últimos dos fines de semana del año.

25 conductores
no pasaron la prueba al iniciar el alcoholímetro este fin de semana.
4 personas
fueron remitidos al juez cívico por oponerse a la prueba o faltas a la autoridad.

 

Por: Rogelio Ortega / [email protected]