Edgar Uriel, de 23 años, fue detenido tras ser sorprendido con tres dosis de cocaína en polvo, luego de que armara un escandalo en una fiesta, en la calle Genovevo de la O, del poblado de Santa María Ahuacatitlán, en Cuernavaca, por lo que fue puesto a disposición del Ministerio Público.