compartir en:

Una ambulancia de la Cruz Roja que trasladaba a una mujer en labor de parto cayó en un socavón, lo que dejó a cuatro personas lesionadas, en Hermosillo, Sonora.

Los hechos ocurrieron esta madrugada, a las 01:30 horas (03:30 tiempo de la Ciudad de México), en el bulevar Solidaridad y Luz Valencia, colonia Manantiales.

El accidente ocurrió cuando el vehículo trasladaba de emergencia a la mujer, desde un domicilio hacia el hospital, porque estaba a punto de dar a luz.

Según el conductor que operaba la ambulancia, con número de matrícula 536, el socavón no estaba debidamente señalizado por lo que le fue imposible frenar.

El impacto les provocó esguince cervical y múltiples contusiones al chofer y al paramédico que también viajaban en la camioneta.

La paciente y su acompañante también resultaron heridos, pero decidieron continuar en un vehículo particular el traslado hacia el Hospital de la Mujer, para atender el parto y las lesiones.

La directora del Departamento de Tránsito de Hermosillo, Janneth Elena Pérez Morales, detalló que dicho socavón se formó el 17 de junio y su reparación culminará en septiembre, y aseguró que está perfectamente señalizado, a fin de evitar accidentes.

En contraste, las víctimas afirmaron que los letreros de precaución yacían derribados sobre el suelo al momento del accidente.

El administrador de la Cruz Roja en Hermosillo, Gustavo Donadieu, recalcó que no hubo ninguna negligencia por parte del operador de la ambulancia, quien se encontraba en perfecto estado de alerta y de salud, porque acababa de entrar a su turno.

No hubo negligencia del conductor, se menciona que había señalización para evitar que los vehículos se accidenten, pero en el momento que la ambulancia pasó por el sitio no había señalamientos”, acusó Donadieu.

Tenemos evidencias y testigos, podemos entender que se volaron (los señalamientos) por las lluvias y el viento, pero la ambulancia no venía a una velocidad mayor a 40 kilómetros por hora, la tenemos detectada en el GPS".

El estado de salud del chofer, el paramédico, la mujer embarazada y de su acompañante, cuyas identidades no fueron reveladas, fue reportado como estable y fuera de peligro.