compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Dos casas resultaron afectadas tras la caída de piedras y tierra, suscitado en la colonia Los Pilares, de Cuernavaca, derivado del reblandecimiento de la tierra, indicaron autoridades de Protección Civil.
Los hechos se suscitaron ayer en la madrugada, cuando vecinos de la calle Bugambilias escucharon la caída del alud, por lo que hasta ayer en la mañana personal de Protección Civil estatal y municipal arribaron a corroborar los daños en dos casas, una de ellas deshabitada y otra ocupada.
Al estar en esta zona se llevó a cabo la notificación a los vecinos del riesgo que hay, aunado a que implementaron un censo para saber cuántas personas están en peligro.
Mario Meneses Pozo, ayudante de Chipitlán, confirmó que está zona es de riesgo puesto a que en anteriores ocasiones se han presentado eventos como el de ayer, por lo que dijo que tenían conocimiento de que seis familias estaban en riesgo.
En tanto autoridades de la Coordinación Estatal de Protección Civil comentaron que este es un punto de riesgo y debido a la filtración de agua es que se reblandece el terreno en este lugar que anteriormente era una mina de arena.
Consideraron que en ningún momento el Ayuntamiento de Cuernavaca debió de haber permitido el asentamiento de las personas por el riesgo que existía, al sostener que cada año se presentan deslaves, especialmente en temporada de lluvias.
Hay que mencionar que no es la primera ocasión que se suscita un hecho similar, en agosto del 2015 derivado de la caída de un paredón del panteón de La Paz, por el reblandecimiento de la tierra tras las lluvias, al menos ocho viviendas presentaron afectaciones.
Incluso las autoridades habían mencionado que en reiteradas ocasiones solicitaron a los habitantes de dicha calle abandonar sus domicilios ante el riesgo que existe, sin embargo, los vecinos añadieron que no tenían otro lugar para vivir. 

Recorren. Protección Civil Estatal y municipal notificó a las familias del riesgo y realizó un censo para saber cuántas personas están en peligro.

Revisan. Un deslave de un paredón en Los Pilares dañó dos casas, una habitada y otra no.

"Esto pasó entre 3:00 y 4:00 de la mañana y creo que todavía está el riesgo de venirse un buen talud, ya se les avisó –a los vecinos- para que ya no circulen por el momento, porque si está un alto riesgo de que caiga el talud.” Mario Meneses Pozo, ayudante mpal. de Chipitlán.

 

Por:  Omar Romero  /  [email protected]