CUERNAVACA, MORELOS.- La crisis del coronavirus SARS CoV-2 hundió el consumo de bienes durante el cuarto mes del 2020: abril, el segundo mes de la emergencia sanitaria que obligó a la suspensión de actividades productivas y sociales.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó ayer que durante abril, el consumo tuvo una caída de más de 22 puntos porcentuales.

La cifra significa la peor caída que ha tenido el consumo interno desde 1994, cuando el país enfrentó la devaluación histórica de la moneda, frente al dólar.

El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) registró una caída real de menos 22.3 por ciento, respecto con el mismo mes del año anterior, así como una disminución de menos 19.7 por ciento, respecto del mes anterior (marzo).

Por componentes, el consumo en bienes de importación registró una mayor disminución, con menos 21.3 por ciento, mientras que el de bienes y servicios de origen nacional descendió 19.1 por ciento.

El indicador mide exclusivamente el consumo privado en el mercado interior en bienes duraderos, semi duraderos y no duraderos.

La caída del indicador de consumo es consecuencia de la disminución que también, durante el mismo mes de abril, registró el Índice de Confianza del Consumidor, el cual se ubicó con 32.2 puntos, el menor resultado desde 2017 después de la liberación de los precios de los energéticos.

Ese mes el índice de confianza fue menor 13.3 puntos comparado con el resultado que tuvo en el mismo mes de 2019.

Cae consumo por COVID-19 la peor caída desde crisis económica de 1994
INEGI reporta que la causa es la baja en la confianza del consumidor, desde 2017
Consecuencia. Durante abril, primer mes de la declaratoria de la emergencia sanitaria cayó el consumo interno.
Foto: Staff / Diario de MorelosEn crisis

En las crisis, como ahora por la pandemia, la mayoría de los bienes durables experimentan una pérdida importante de su valor, al menos en comparación con los bienes no durables.

22.3% descendió el consumo hecho por las familias

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com