compartir en:

Una de cuatro personas desea retirarse un tatuaje y las principales razones son por un pasado que se quiere dejar atrás, eliminar el nombre relacionado con una antigua pareja o el grabado no salió como se esperaba.

En un comunicado, la clínica para borrar o desvanecer un tatuaje, MissInk, indicó que en México existen más de 12 millones de personas con tatuajes y cada día son más las que deciden realizar un dibujo permanente en su piel; al mismo tiempo, va en aumento aquellas que deciden retirarlo.

Asimismo, destacó la importancia de examinar el trabajo de las personas que se dedican a realizar tatuajes, verificar las condiciones del estudio y evitar el color blanco, entre algunas de las recomendaciones que se deben tomar en cuenta antes de tomar la decisión de hacerse un diseño en la piel.

El coordinador de franquicias de MissInk, Adrián Saavedra, comentó que antes de realizarse un tatuaje hay que considerar varios factores para evitar el arrepentimiento.

Por ello, sugirió primero investigar a las personas que realizan este trabajo, pedir referencias y si es necesario platicar con ellos para que se eliminen todas las dudas que tengas con respecto al tema y el proceso que se debe llevar previa y posterior al tatuaje.

El experto dijo que es fundamental verificar las condiciones del estudio, ya que se lleva a cabo con agujas que penetran la piel, por lo mismo la persona que solicita el servicio debe asegurarse de que el lugar cuenta con todas las condiciones de salubridad necesarias para evitar infecciones y contagios de cualquier enfermedad.

“Es importante cerciorarte de que todas las agujas son nuevas y el tatuador utiliza guantes y todas las medidas necesarias por el bien de tu salud”, subrayó.

También, mencionó que es conveniente pensar bien el diseño que se desean realizar, pues muchas veces la gente se deja llevar por los dibujos o diseños de moda, y al cabo de cierto tiempo termina por arrepentirse de llevar lo mismo que decenas de personas.

Saavedra aconsejó evitar el color blanco, ya que se complica más quitar este tono, porque este rebota la luz del láser, lo que impide que la tinta pueda ser eliminada por el sistema linfático.

El coordinador de la clínica resaltó que lo bueno de tatuarse y que no te guste, es que ahora con la tecnología se puede remover sin dejar marcas o cicatrices, para después realizarte un nuevo diseño o dejar la piel libre de tinta.