compartir en:

Los jóvenes han creado varias “modas” para emborracharse, es aquí donde el desinfectante de manos aparece, el cual, como probablemente sepas, es más que nada alcohol. El alcohol mata los gérmenes, por lo que también es el principal componente de otros productos del hogar comúnmente abusados, como el enjuague bucal. Con el fin de ser eficaces, los desinfectantes para manos a base de alcohol deben contener al menos el 70 por ciento de alcohol.

Las estadísticas de hospitales hablan sobre el hecho de que los chicos realmente están tratando de emborracharse con gel antibacterial; los centros de control de veneno de Estados Unidos han visto un incremento de cuatro veces en las llamadas relacionadas con bebida de desinfectante para manos desde 2010. Y resulta que el problema no se limita a los Estados Unidos: en Suecia, podría ser aún peor.

Las fuerzas policiales suecas han pedido a las farmacéuticas en la región de Värmland al oeste de Suecia que quiten el desinfectante de los pisos de la tienda y los restrinjan a ventas desde detrás del mostrador debido al aumento en los adolescentes que se enferman gravemente por beber el limpiador de manos.

De acuerdo con RT, fue en la víspera de Año Nuevo cuando el tema alcanzó un nuevo pico, lo que generó numerosas llamadas a las salas de emergencia preocupando a las autoridades. Es invierno, y las ventas de desinfectante de manos están por las nubes con los ciudadanos tratando de evitar el contagio de un resfriado o de la gripe estacional, lo que hace difícil para las farmacéuticas predecir las intenciones de un comprador que se está atascando de desinfectante.