Turistas de la playa de Ipanema de Río de Janeiro aprovechan cadáver de una ballena jorobada para tomarse selfies y presumirlas en las redes.

De acuerdo al biólogo Rafael Carvalho estima que el mamífero llevaba varios días muerto pues el cuerpo estaba en estado de descomposición y despedía un olor a putrefacción.

Tras estos hechos las autoridades del país hicieron un llamado a la gente para que se mantenga alejada mientras se realiza el cateo.

Asimismo, el biólogo de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, declaró que aún no esta claro cómo falleció el animal.

La ballena mide unos 12 metros de larga y pesa aproximadamente 25 toneladas.

Durante este año la aparición de ballenas muertas en esa playa ha aumentado con frecuencia

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...