compartir en:

El mundo de la tecnología puede parecer encerrado en un ciclo continuo de renovación. Sin embargo, hay una excepción: los disquetes.

Más de 50 años después de que esta tecnología fuera inventada, se sigue empleando en los computadores de sistemas informáticos de desarrollo de armas nucleares de Estados Unidos.

¿Por qué la fuerza nuclear de EE.UU. todavía usa disquetes?

Pero el Pentágono no es el único que mantiene su cariño por esta tecnología, basado muchas veces en la necesidad técnica de conservar este humilde disco.

¿Por qué ha sobrevivido mientras tantas otras tecnologías han quedado en el camino?

"Son demasiado útiles", le dice a la BBC Ian Rainsford, un portavoz de la firma de los discos Verbatim, una de las varias compañías que todavía produce disquetes.

En algunas industrias, los disquetes se utilizan en máquinas de líneas de producción que son parte de plantas industriales muy difíciles de cerrar, cambiar o actualizar más adelante, comenta. Es una tecnología vieja, pero buena y adecuada, que realmente funciona y se ha demostrado.

Kevin Murrell, director del Museo Nacional de Computación de Bletchley Park

"Muchos de los usos industriales son cosas como tejer o máquinas de crochet, tornos CNC y fresadoras y cortadoras de precisión", dice Rainsford.

"La conducción de las máquinas de producción sigue siendo la misma y la compañía que desarrolló el equipo original puede incluso haberse salido ya del negocio".

"Y obviamente, si no está mal, no lo arregles".

Volumen

Lo que sí ha cambiado es el volumen de producción de los discos. Verbatim ahora produce sólo unos "miles" de discos al mes, frente a los millones que se producían a mediados de los años 90, cuando la tecnología era omnipresente.

A la caza de chatarra

James Bailey, director de Hyperscale TI, compañía que ayuda a las empresas a encontrar las piezas para los sistemas informáticos antiguos, cuenta que muchas organizaciones ejecutan servidores y softwares con más de una década de antigüedad.

"Es un poco como el funcionamiento de un coche de época; puedes encontrar todas las partes en los depósitos de chatarra", dice. "Es sólo cuestión de buscarlos".

Muchos fabricantes de PC dejaron de incluir unidades de disquete en los computadores hace años. Generalmente las empresas se resisten a gastar dinero en actualizar algo que funciona.

"Si actualizas, al final de toda la inversión vas a acabar en el mismo sitio".