compartir en:

En oncología, el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte en el mundo y en México provoca unos seis mil decesos al año, aunado a ocho mil 300 nuevos casos que surgen, la mayoría ligados al tabaquismo, afirmó el oncólogo del Hospital Universitario de la UANL, César González de León. 

El también especialista del Instituto Nacional de Cancerología (InCAN) y del MD Anderson Cancer Center de Houston, señaló en conferencia de prensa que el cáncer de pulmón es el segundo de mayor mortalidad para los hombres, con el 14 por ciento de las muertes por tumores malignos, después del de próstata.

Con 1.2 millones de muertes y 1.6 millones de nuevos casos al año, “en el mundo ocupa el primer lugar en incidencia y mortalidad, representa el principal problema de salud en materia de oncología y uno de los más importantes en general, siendo la décima causa de muerte a nivel global”, expuso.

En fumadores el problema es la inhalación de humo tóxico, “sabemos que la nicotina causa cáncer de pulmón, pero con todos los trabajos que se hacen para desnicotinizar al cigarro, los agregados, está comprobado que también causan cáncer de pulmón, que son como 30 ó 40 cosas que lleva el cigarro de tabaco”.

“El tema es la exposición continuada y persistente” y una muestra de ello es que “una causa importante del cáncer de pulmón en México es cocinar con humo de leña, entonces la frecuencia en poblaciones rurales de cáncer de pulmón en mujeres no fumadoras es relativamente grande”, manifestó el especialista.

“El cáncer de pulmón es una enfermedad de gente mayor, entonces el pico máximo sucede entre la quinta y sexta década de la vida” y es habitualmente asociada con los fumadores, destacó.

Precisó que al ser en el 90 por ciento asintomáticos, los casos nuevos del citado mal se descubren en las etapas tres y cuatro, cuando ya es irreversible y letal su avance.

Los síntomas principales son tos, pérdida de peso, disnea, dolor torácico, hemoptisis y dolor óseo, comentó.

En este contexto, consideró importante sensibilizar y capacitar a los profesionales de la salud encargados de la atención primaria, que identifiquen los principales síntomas y pueda detectarse de manera temprana.

Ello, subrayó, será de gran utilidad y facilitará el pase a las unidades de especialidades específicas, evitando defunciones mediante la reducción del tiempo desde la sospecha diagnóstica hasta el inicio del tratamiento adecuad

“Cuando vemos cáncer de pulmón, del que les pertenece a los no fumadores, que es como otra enfermedad, pero por alguna razón que desconocemos es cada vez más frecuente, esa es entre la tercera y cuarta década de la vida”, abundó.

“El cáncer de pulmón sigue aumentando de frecuencia en el mundo, a pesar de que el tabaquismo está bajando, está aumentando en adolescentes y en mujeres, eso mantiene una frecuencia alta”, mencionó.