Guadalajara.- Desde el 2006, el cáncer de mama ocupa el primer lugar en muertes de mujeres por tumoración maligna, desplazando de esa posición al cáncer cervicouterino, afirmó el especialista José de Jesús González Izquierdo.

El titular de Prestaciones Médicas en la Delegación Jalisco, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, señaló que en lo que va del presente año se han atendido 63 casos positivos de mujeres con cáncer de mama en el instituto.

Indicó que el Seguro Social cuenta con 18 mastógrafos y uno subrogado, y de hecho en el 2017 se han realizado ya 63 mil 092 estudios de este tipo en Unidades Médicas de la institución en Jalisco, en mujeres de 40 a 69 años de edad.

No obstante refirió que aunque el año pasado se registró una disminución en las tasas de mortalidad por esta enfermedad, no fue así en lo que se refiere a la detección en estadios tempranos de la patología

“Lo que hace necesario fortalecer la autoexploración de mama y la detección por Mastografía en mujeres de 40 a 49 años de edad, grupo que tiene las menores coberturas de detección, y que es en el que se puede realizar la Detección en estadios más tempranos de la enfermedad”, dijo.

Explicó que el Programa de detección del cáncer de mama en el IMSS Jalisco, se realiza mediante las siguientes estrategias: Capacitación en la autoexploración mensual a partir de los 18 años de edad.

Exploración clínica por personal de salud cada año en mujeres de 25 a 59 años de edad; realización de mamografía cada dos años en mujeres de 50 a 69 años y en aquellas de 40 a 49 años con antecedentes hereditarios directos de cáncer de mama y complemento de diagnóstico de casos sospechosos.

Al respecto, el experto radiólogo de la Clínica de Cáncer de Mama, en el Hospital de Especialidades, Raúl Delgadillo Cristerna, apuntó que el nosocomio brinda ágil respuesta en la detección del cáncer de mama.

Detalló que se realiza en un sólo día el estudio completo de las pacientes con sintomatología (mamografía, ultrasonido y/ o biopsia), así como mamografías en pacientes asintomáticas mayores de 40 años de edad.

Una vez realizado el diagnóstico, se presentan los casos a un comité multidisciplinario de todas las especialidades involucradas en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, luego de esto se toma la mejor decisión terapéutica para cada caso en particular. Por lo regular las pacientes llegan a este Hospital en estadios dos y tres.

Por ser el mejor método de detección, insistió que la mamografía debe realizarse a partir de los 40 años de edad, porque ha sido comprobado que la mejor manera de luchar contra el cáncer de seno, es la detección temprana.

No obstante en mujeres con antecedentes familiares (madres o hermanas) con cáncer de mama, este se adelanta 10 años, es decir a partir de los 30 años o incluso antes. El estudio sigue siendo el estándar de oro, para detectar la enfermedad incluso en etapa cero, en México y el mundo.

“Las mamografías habituales son las mejores pruebas con que cuentan los médicos para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir”, explicó.

Señaló que la tarea en la concientización es también el romper los mitos y desconocimiento que rodean a la mamografía, tales como la edad a la que debe hacerse por primera vez y si el estudio resulta doloroso.