CUERNAVACA, MORELOS.- Los gobiernos municipales están obligados a reglamentar el arrastre y almacenamiento de vehículos particulares en los corralones, para acabar con los abusos en contra de los ciudadanos.

El planteamiento es de la diputada de Movimiento Ciudadano, Ana Cristina Guevara Ramírez, quien analiza exhortar a los alcaldes que asumirán el cargo el próximo 1 de enero, a revisar el tema en beneficio de la población.

La diputada dijo que actualmente, los corralones no tienen ninguna normatividad y, cómo dependen directamente de los gobiernos municipales, hacen prácticamente lo que quieren, imponiendo costos, e incluso determinadas empresas de grúas, a los automovilistas.

Las tarifas de arrastre y estadía en los lugares de confinamiento están reflejadas en las Leyes de Ingresos, pero más allá de eso, señaló que los ciudadanos ni siquiera tienen las tarifas a la vista para calcular el monto económico que tendrá que pagar por el “servicio”.

Adicionalmente, también observó que ante la ausencia de una ley general, los corralones son instalados en cualquier predio, sin importar si cumple o no con medidas de protección civil y seguridad; todo ello, porque literalmente operan bajo el libre albedrío de los gobiernos municipales, apuntó.

Desde el Congreso, Guevara Ramírez dijo que trabajará en la elaboración de una ley de observancia general para poner fin a la incertidumbre que prevalece en estos tipos de servicios. i

 

Por: Antonieta  Sánchez

[email protected]



Loading...