compartir en:

El Gobernador Graco Ramírez, mencionó que se está trabajando para que el nuevo inmueble de la Fiscalía General del Estado no cuente con el estigma que pesa sobre las actuales instalaciones, al indicar que hoy ya no se tortura para obtener las confesiones.
Ayer durante la presentación de la primera generación de la Policía de Investigación Criminal, además de la entrega de 31 unidades para eficientar la labor de este nuevo grupo policial, el mandatario estatal apuntó que hoy cuentan con los instrumentos científicos para demostrar la responsabilidad de los presuntos, sin tener que recurrir a las viejas prácticas.
“Tenemos que atenernos al debido proceso y con la presunción de inocencia hoy el esfuerzo no es el esfuerzo tradicional de sácale la confesión y con eso tenemos listo el proceso, hoy no hace falta sacar confesiones, aquellos que presumen tortura para esconder o querer desprestigiar los resultados del combate a la delincuencia, yo les pregunto qué necesidad hay de torturar”, aseveró.
Refirió que se están realizando los esfuerzos necesarios para transformar el Servicio Médico Forense (Semefo) al insistir que el actual inmueble es un depósito de cadáveres, por lo que una vez que se inaugure el nuevo edificio se dará un mejor servicio que será ejemplo en todo el país.
Incluso apuntó que dentro de estos cambios, están buscando que el fiscal que conozca el caso sea el mismo que lo represente durante todo el proceso penal al reconocer que los cambios de carpetas entre los agentes del Ministerio Público generan que no se cumpla con la impartición de justicia.
Graco Ramírez agregó que quienes integran esta primera generación están ahí por sus aptitudes y porque acreditaron los requisitos y no por compadrazgos, por ello les pidió que sigan trabajando puesto que la inversión que se realiza anteriormente 
no existía.i