compartir en:

 

Cuernavaca, Morelos.- El director de Salud Pública Municipal de Cuernavaca, Ulises Sotelo Hernández, informó que durante las celebraciones de estas fechas navideñas se registra un alto consumo de bebidas alcohólicas, particularmente en adultos menores de 30 años.
Entre las consecuencias del abuso de alcohol en estas días, el funcionario informó que se encuentran las complicaciones en hígado, páncreas y vías gastroesofágicas, además, de que se eleva hasta en un 20 por ciento la atención a víctimas por percances automovilísticos registrados.
Dijo que las personas que conducen alcoholizados se exponen a un riesgo muy elevado para su salud y su vida, “ponen en peligro a sus acompañantes y a otros usuarios de la vía púbica”, por eso, la recomendación es que designen a un conductor o utilicen algún medio para trasladarse de regreso a sus hogares.
Sotelo Hernández mencionó que por el alto consumo de alcohol los efectos son inmediatos y provoca en el ser humano conductas desordenadas, agresiones verbales o físicas a familiares o amigos, en algunos casos el excederse en estas fiestas puede provocar riñas y el uso de armas.
Recomendó ingerir alimentos antes de las bebidas alcohólicas, ya que la comida disminuye la ansiedad de tomar, en caso de que se llegue a un estado de ebriedad, se tiene que evitar seguir bebiendo y esperar a que pasen los efectos.
En cuestión de salud, dijo que la secuela de beber en exceso se manifiesta en la resaca o cruda, acompañada por dificultad para dormir, malestares digestivos, náuseas y dolores de cabeza, por ello, es importante evitar riesgos, y planear sus festejos sanamente para que no existan consecuencias fatales, aseguró.

Peligro. Los convivios aumentan y también el riesgo de accidentes al combinar alcohol y volante.

Por: CARLOS SOBERANES / [email protected]