compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El diputado local Julio Espín Navarrete presentó en la sesión de ayer una propuesta para “revertir la impunidad y garantizar la reparación integral de las víctimas e implementar recomendaciones para eliminar la tortura y los malos tratos”.
De lo que se trata, dijo, es que los torturadores no queden impunes; por ello, preospuso endurecer las sanciones para quienes incurran en la práctica de la tortura.
La iniciativa es para adicionar el artículo 4 Bis de la Ley para Prevenir y Sancionar la Tortura en el Estado de Morelos.
Espín Navartere propone que a quien cometa el delito de tortura se aplicará prisión de tres a 12 años, multa de 200 a 500 días de salario mínimo general vigente en el estado,  e inhabilitación para el desempeño de cualquier cargo, empleo o comisión públicos hasta por dos tantos de lapso de privación de libertad impuesta.
Destaca que la Constitución local, en su artículo 22, prohíbe los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie y otras penas inusitadas o trascendentales y sanciona por la ley penal, toda incomunicación, intimidación o tortura.
“La tortura ha sido utilizada en sus múltiples formas por algunos servidores públicos con el fin de controlar, someter o quebrantar la resistencia del sujeto y su objetivo ha consistido en obtener información, una confesión o bien castigar o intimidar”, afirmó el legislador.
Asimismo, el perredista refirió que existen diversos conceptos de tortura, que es considerada como la “la intención de alteraciones en la vida de la persona, de su familia y de su grupo social, producir sufrimiento”.

Multa. Hasta 350 mil pesos alcanzaría la sanción por el delito de tortura, e inhabilitación, proponen.

Por: Marcela García /  [email protected]