JOJUTLA, MORELOS.- Desde Monterrey Nuevo León diversas familias que desde hace tiempo busca a sus seres queridos desaparecidos, acudieron al inicio de los trabajos de las fosas del panteón de la colonia Pedro Amaro, de Jojutla, al comentar que lo último que van a perder es la esperanza.
El 23 de mayo del 2010 desapareció Luis Alberto Navarro Escobedo, de 29 años, en Santiago, Nuevo León, luego de que un grupo armado arribó hasta donde se encontraba para llevárselo, indicó Yolanda Navarro Escobedo, quién desde hace siete años inició con su búsqueda.
“Hemos estado acudiendo -a varios lugares- acudimos a Tetelcingo y hemos ido a otros estados, pero no a este tipo de eventos; definitivamente nunca -perderá la esperanza- hasta que encontremos la verdad de los desaparecidos”, mencionó.
Explicó que el grupo armado se identificó como de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y se llevó a su familiar junto con otros tres jóvenes, por ello desde ese momento iniciaron con las movilizaciones para dar con el paradero de Luis Alberto.
Vistiendo una playera anaranjada y la foto de su familiar, Yolanda reconoció que es complicado dar con sus seres queridos, sin embargo, el ubicar a otras personas desaparecidas y llevarlas con sus familias esa es la satisfacción con la que se quedan.
“Nos queda de satisfacción, de alguna manera una tranquilidad eso también nos queda porque nadie tiene derecho de privar de la vida a nadie, mínimo ya tienen algo”, abundó.

Víctimas. Familiares de personas desaparecidas, entre ellos de Nuevo León, acudieron al panteón de Jojutla con la esperanza de hallar a sus consanguíneos.

Por: Omar Romero /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...