compartir en:

La Unidad de Medidas Cautelares para Adolescentes (UMECA) cumplió cinco años de su creación y el reto que tienen es reducir la prisión preventiva como medida para aquellos jóvenes en conflicto con la ley y que puedan hacerle frente a su proceso bajo otras circunstancias.
Miguel Ángel Colín Hernández, subdirector de la UMECA, explicó que ayer se llevó a cabo una pequeña ceremonia para conmemorar los cinco años de la creación de este modelo también denominado servicios previos al juicio, con lo que están buscando que menos adolescentes estén en prisión preventiva.
“Con esta función que se desempeña se ha dado un equilibrio en cuanto a la imposición de las medidas cautelares, anteriormente prevalecía la prisión preventiva; ahora con esta información que se proporciona logramos un equilibrio; es un 51 por ciento de medida cautelar diversa a la prisión y un 49 por ciento de medida de internamiento”, sostuvo.
Detalló que en esta dependencia se encargan de realizar una evaluación del riesgo de los adolescentes que son puestos a disposición del Ministerio Público, para que en caso de que le hagan frente a su proceso en libertad se corrobore que cumplirán con lo estipulado por un juez.
En estos cinco años dos mil 230 adolescentes han sido entrevistados por personal de esta Unidad, sin embargo, solamente han vigilado que cumplan con las medidas cautelares a 658 jóvenes, puesto que en algunos casos no se judicializó su carpeta o su detención fue calificada como ilegal por un juez. i