compartir en:

El Senado de la República podría sancionar con multas o seis semanas de cárcel por hostigamiento domiciliario a todo aquel promotor religioso que toque a la puerta de un hogar de manera insistente.

Se prevé que el próximo 25 de mayo, el Senado lleve a votación la nueva ley que se buscará prevenir y erradicar las molestias de que son objetos muchas personas en su domicilio.

Si se llegara a aprobar la nueva ley, contemplará sanciones de multa económica, hasta seis semanas de cárcel para las personas que realicen hostigamiento domiciliar por razones de propaganda religiosas.

Esto, debido a los resultados de una serie de encuestas en las que se reveló que esto supone un problema serio en algunas ciudades del país.

El coordinador general de Asuntos Religiosos, Jorge Colorado Lanestosa, señaló que “el senado de la República tiene la facultad de legislar y determinar si es necesario sancionar por esta situación o no, por inconformidad de la ciudadanía”.

Sin embargo, consideró que es difícil que se diera tal ley, “pues apenas en el año 2012, se promulgó una reforma al artículo 24 de la constitución donde consigna y amplían los derechos de los mexicanos en la materia religiosa, en donde todo mexicano tiene libertad de conciencia, convicciones éticas y de religión”.

Cabe mencionar que la encuesta que realizó el Senado de la República, dio como resultado una serie de quejas que ocasionan algunos religiosos, sobre todo cuando son insistentes, no se quieren ir de las casas, amenazan con regresar, despiertan a las personas a primeras horas del domingo y no hacen caso cuando se les dicen que no se tiene el interés de escuchar su mensaje religioso.