CUERNAVACA, MORELOS.- La Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) vigila que las comunidades y pueblos indígenas no queden fragmentadas o dispersos durante el proceso de la nueva distritación que el Instituto Nacional Electoral (INE) inició en Morelos.
El subsecretario de Inclusión y Bienestar Social, César Arenas Váldez, señaló que hay mecanismos especiales para evitar una situación como ésta y la Sedeso cuidará que se apliquen de manera puntual durante los trabajos que el INE, en coordinación con el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Imipe), llevan a cabo.
De acuerdo con el proyecto que el INE presentó para equilibrar el número de habitantes en cada uno de los 18 distritos electorales locales en los que está dividido el territorio morelense, se harán cambios en 12; los únicos que quedarán intactos serán el 2, 6, 7 y 15.
Arenas Váldez señaló que el 15 de julio se instaló un taller con los representantes de los pueblos indígenas y las autoridades electorales, con la finalidad de que conozcan el proceso desde su inicio y puedan opinar al respecto.
Dijo que el principal propósito del movimiento político es lograr la cohesión de la población, y el equilibrio en el número de votantes de cada distrito.
Puntualizó que el propósito de que los pueblos originarios estén enterados de lo que se está haciendo, es que en dado caso de que el modelo llegara a fallar, ellos puedan opinar porque sí estarían de acuerdo, o porque no, en que la comunidad fuera dividida, políticamente hablando.
Recordó que la nueva distritación se lleva a cabo debido al crecimiento que ha tenido la población del estado de 1996, último censo que se sirvió de base para la actual división, y el de 2010, que refiere cambios en el número de habitantes por municipio y en consecuencia por distrito.

Por: ANTONIETA SANCHEZ /  [email protected]