compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El arresto de la ex tesorera del Ayuntamiento de Cuernavaca, Alma Graciela Domínguez Torres, por el delito de peculado, es una señal de que la autocomplacencia entre gobiernos de diferentes partidos y el perdón político está llegando a su fin, y esa es señal del combate a la impunidad que todos los servidores o ex servidores públicos deben tomar en cuenta a la hora de pensar en hacer mal uso del erario.
Lo anterior lo expresó el diputado por Movimiento Ciudadano, Jaime Álvarez Cisneros, quien agregó que el hecho de que la autoridad investigadora esté actuando con determinación contra los ex servidores públicos de Cuernavaca habla de que la justicia puede alcanzar a otros ex servidores con señalamientos en su contra, no sólo de la capital, sino de otros municipios del estado.
Álvarez Cisneros consideró que lo que se está viendo con el seguimiento de las carpetas de investigación en contra de dos ex tesoreros en el Ayuntamiento capitalino “es sano” y agregó que en adelante, lo que se espera en ambos casos, es que se actúe “con toda la fuerza, determinación y la autonomía necesaria para combatir las prácticas irregulares en el manejo de recursos públicos”.
El viernes por la tarde, la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de un comunicado, informó que elementos de la Interpol detuvieron en la embajada de Estados Unidos, en la Ciudad de México, a Alma Graciela Domínguez, denunciada y buscada por el delito de peculado en agravio del Ayuntamiento de Cuernavaca; el 21 de marzo, personal de la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo al también ex tesorero, Nelson Torres Mondragón, en Quintana Roo, acusado del delito de defraudación fiscal; ambos trabajaron en el periodo 2009-2012, a cargo de los presidentes municipales Manuel Martínez Garrigós y Rogelio Sánchez Gatica.
“Hoy estamos viendo una nueva etapa de las autoridades, con actuaciones en torno a la legalidad, y no en torno a la autocomplacencia y autoperdón”, afirmó el legislador local.
Agregó que espera que todas las acciones de este tipo que se emprendan, estén determinadas por la legalidad con el objetivo de que sean contundentes, “porque no podemos caer en la tentación de que (detrás de ellas) exista un revanchismo político”, indicó.

Si existieron desvíos de recursos o mal manejo, tendrá que aplicarse la ley; lo más importante es que no haya consigna política y que no haya revanchismo entre administraciones.”

Jaime Álvarez Cisneros,
diputado local MC

Por: Antonieta Sánchez
[email protected]