El programa denominado El Buen Fin se consolida como el plan más exitoso para estimular el consumo, reactivar el mercado interno e inyectar de manera inmediata la economía formal, destacó el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, Jorge Dávila Flores.

Ante empresarios y funcionarios federales dijo que después de siete años de celebrarse dicho evento comercial, hoy los mexicanos esperan esta fecha con la seguridad de que encontrarán indudablemente las mejores ofertas en productos y servicios de toda clase.

Resaltó que los resultados de este programa han sido positivos para las empresas de los sectores, comercio, servicios y turismo y para todas las ramas productivas, así como para los tres órdenes de gobierno, ya que, como resultado del aumento en ventas, se incrementa la recaudación fiscal, generando un círculo virtuoso para la actividad económica.

El legislador destacó que gracias a las gestiones hechas ante la Secretaría de Hacienda, se mantendrá el sorteo de “El Buen Fin”, mediante el cual se repartirá una bolsa de 500 millones de pesos en premios entre las familias de consumidores que realicen sus compras en negocios formalmente establecidos, a través del pago con tarjetas de débito o crédito.

Al respecto, el legislador federal destacó que “la suma de proyectos como éste, consensuados entre los actores económicos, políticos y sociales, son los que requiere México para seguir creciendo y prosperando.

Afortunadamente y debido a los resultados cada vez mejores, ya existe un “acuerdo de colaboración para la mejora continua de este proyecto comercial”; que dará continuidad a este programa, por lo menos durante los próximos diez años”.