compartir en:

México.- Recuperar la confianza de los silbantes, así como el gusto por esta profesión, son los objetivos a corto plazo por parte de Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

“Hay dos cosas que a mí me gustaría recuperar, una es la autoestima del árbitro, la personalidad que debe proyectar hacia el entorno, jugadores, técnicos, directivos, público, prensa”, dijo.

Y la otra “es la alegría de arbitrar, yo quiero que los muchachos, quizá haya alguien quien lo tenga, pero en general, creo que se ha perdido esa alegría para pitar”.

“Nadie está aquí a fuerza, nadie está secuestrado aquí para arbitrar, es una actividad preciosa, entonces me gustaría que los muchachos recobraran esa ilusión por dirigir partidos cada ocho días, eso son los detallitos que habría que afinar para que éstos se volvieran prácticamente puras fortalezas”, apuntó.

Dejó en claro que es consciente de la responsabilidad que tiene de dirigir a los silbantes en México, y tiene la plena confianza en que lo hará de la mejor forma.

“Estoy muy contento, es un reto mayúsculo el que he asumido para poder estar al frente de los árbitros, pero estoy convencido que la confianza que ha depositado en mí la Federación Mexicana de Futbol, voy a estar a la altura del reto”, estableció.

Así mismo, explicó que de la misma forma en que entró a los medios de comunicación y se despidió de ellos, sin problema alguno, lo buscará hacer en esta nueva etapa dentro de su carrera profesional.

“Yo llegué por una puerta grande a la empresa de televisión y salí por la misma, espero hacer lo mismo aquí, llegar por una puerta grande y salir el día que pase eso, salir por una puerta lo bastante digna y grande por la que entré”, sentenció.